Inicio Web. Francia alista nueva moneda digital

Francia alista nueva moneda digital

Francia probará en 2020 una moneda digital para hacer frente a los riesgos derivados de otros proyectos como la criptomoneda libra de Facebook

Criptomonedas
Criptomonedas

El Banco de Francia experimentará el año próximo con una moneda digital que podría servir de precedente al eventual lanzamiento de una iniciativa de ese tipo a escala de la zona euro.

La iniciativa busca hacer frente a los riesgos derivados de otros proyectos privados como el de la criptomoneda libra de Facebook.

El anuncio lo hizo este miércoles el gobernador del Banco de Francia, François Villeroy de Galhau, en una conferencia en París en la que destacó que la llamada Moneda Digital de Banco Central (MDBC) es uno de los grandes retos del sistema monetario y financiero internacional.

De aquí al final del primer trimestre de 2020, se pondrá en marcha una convocatoria de proyectos con la intención experimentar para utilizar la MDBC en operaciones innovadoras de intercambio y de pago de activos entre actores del sector financiero, por tanto de carácter ‘mayorista’.

Villeroy de Galhau identificó tres objetivos, empezando por garantizar a los ciudadanos el acceso a una moneda digital del banco central para preservar la confianza en el sistema al dar la posibilidad de canjear esos activos en una moneda de curso legal.

Las otras dos serían la reducción de los costos de intermediación y -la más importante para el gobernador- ‘disponer de un mecanismo poderoso de afirmación de nuestra soberanía frente a iniciativas privadas como libra’.

A medio plazo, la MDBC podría tener dos usos diferentes, el ya referido para los pagos ‘mayoristas’ mediante la tecnología de la cadena de bloques y el otro para el uso de los particulares.

El gobernador del Banco de Francia ve una serie de efectos positivos ‘significativos’ como son incrementar la productividad del sector financiero y por extensión de la economía.

Pero es consciente del riesgo de otros ‘potencialmente negativos’ por la posible erosión de la rentabilidad de los bancos y el riesgo de la conversión masiva de depósitos bancarios en esa moneda digital.

La presidencia francesa del G7 reaccionó rápidamente al anuncio del proyecto de criptomoneda de Facebook con el encargo en junio de un informe al miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo Benoît Coeuré para conjurar las amenazas que veía en libra.

El dictamen del G7 fue severo: la criptomoneda de la red social de Mark Zuckerberg no ofrece garantías sobre los derechos de los ahorradores, entraña riesgos sistémicos para el sistema financiero, cuando están muy controlados con la regulación de los bancos centrales de los Estados soberanos, y tampoco asegura las reglas de lucha contra el blanqueo y contra la financiación del terrorismo.

La idea de la MDBC para el gobernador del Banco de Francia es ofrecer una alternativa estable para una demanda legítima, la de unos pagos transfronterizos más baratos y más rápidos.