Inicio Tecnología. Freno a América Móvil en Panamá

Freno a América Móvil en Panamá

Debe evitarse que la población sea expuesta a campos electromagnéticos

La Corte Suprema de Justicia de Panamá afectó el arranque de las operaciones en el mercado panameño de telefonía celular Claro, una subsidiaria de América Móvil de México y propiedad del magnate mexicano Carlos Slim, al suspender la instalación de antenas de telecomunicaciones bajo la advertencia de que debe evitarse que la población sea expuesta, en forma prolongada y cercana, a campos electromagnéticos.

La orden, sin precedentes en la historia de la telefonía celular en Centroamérica afecta también a Telefónica, de España; Cable & Wireless, de Gran Bretaña, y Digicel, de Irlanda, que son los otros operadores telefónicos en Panamá. En las últimas semanas, y tras superar obstáculos con la instalación de antenas, Claro había intensificado sus operaciones frente a la competencia de las demás compañías.

La Corte ordenó a la estatal Autoridad de Servicios Públicos de Panamá (Asep) que haga un nuevo reglamento, pero que sea elaborado con participación de la ciudadanía panameña.

El veredicto dispuso “suspensión provisional” de la autorización de Asep para instalar las estructuras, ya que es “el acto que origina la amenaza o peligro”.

El vocero de Asep, Luis Alberto Chamorro, confirmó ayer al diario El Universal que hay un impacto sobre el trabajo de las compañías de telefonía celular, pero se abstuvo de dar detalles.

América Móvil invirtió 237 millones de dólares a través de Claro, que a mediados de 2008 fue autorizada por la propia Asep para operar en el mercado panameño de telefonía celular.

Las firmas Telefónica, con Movistar, y Cable&Wireles dominaron el mercado hasta que Asep abrió dos nuevas ofertas—cada una por 87 millones de dólares—para que entraran Claro y Digicel.

Fuente: El Universal, México

Opinión