Inicio Web. Fuerte expansión del comercio electrónico en Argentina

Fuerte expansión del comercio electrónico en Argentina

Se espera que llegue a $ 20,000 millones este año, el doble que en 2006, impulsado por el creciente uso de la red de Internet

El 17 de este mes, el mundo celebró el Día Mundial de Internet, instituido en la última Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información, con 1100 millones de internautas. En la Argentina hay 15 millones de navegantes, cifra que ubica al país en el segundo lugar por cantidad de usuarios de la Red en América Latina. Y tanto empresas como consultoras coinciden en señalar que la cifra continuará creciendo hasta alcanzar holgadamente los 16 millones antes de fin de año, lo que supondrá un fuerte aumento del comercio electrónico.

El año pasado, unos cinco millones de cibernautas argentinos realizaron operaciones comerciales en Internet por un total de 10,000 millones de pesos, según datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).

Con estas cifras, se logró por cuarto año consecutivo un crecimiento con tasas superiores al 100%, ya que durante 2005 las ventas online ascendieron a 4800 millones de pesos.

Y las proyecciones de la cámara anticipan para este año un crecimiento del mercado similar, que elevará a 20,000 millones de pesos los montos por compra y venta a través de Internet.

Actualmente, la penetración de uso de Internet alcanza al 40% de la población argentina, y el único país que supera ese porcentaje en la región es Chile, con un 42.4%. Las cifras de la consultora Prince & Cooke anticipan que a fin de año crecerá en un millón la cantidad de usuarios en el país, y en las empresas proveedoras manejan tasas de crecimiento de hasta el 60 por ciento.

Masificar el fenómeno

Si bien el porcentaje de penetración es alto y el crecimiento, alentador, el servicio no alcanza proporciones masivas, según los entendidos. Del total de usuarios que se conectan por lo menos una vez por semana (15 millones), sólo 2.78 millones tienen una conexión y reciben una factura todos los meses por el uso de la Red. El resto se conecta por medio de locutorios o cybercafés.

Este fenómeno responde al modo en que se desarrolló Internet en la Argentina. Pablo Tedesco, analista de Prince & Cooke, explica que antes de la crisis de 2001 el mercado estaba concentrado en usuarios de alto nivel socioeconómico de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

“Estamos hablando de gente de clase alta, principalmente de los gerentes de grandes multinacionales, que fueron llevando la Red a sus hogares. Después vino la crisis y cayó dramáticamente la venta de computadoras. Pero durante esos años de crisis el uso de Internet creció 30% porque la gente se volcó a los locutorios”, recordó el analista.

“Con la recuperación, la venta de computadoras creció y se registró una vuelta al hogar. Igualmente, aún el 50% de los usuarios pertenece al segmento socioeconómico alto”, agregó.

En este contexto, ¿cómo se podría masificar el uso de Internet en Argentina? Para los analistas, se debería trabajar en la educación de los usuarios, la instalación de más líneas de telefonía fija (son casi 8 millones en la actualidad) y en la llegada de los cables y señales a nuevas regiones del territorio argentino.

“La televisión digital va a poner Internet en las pantallas, y eso va a ayudar con el tema cultural. La tecnología Wi-Max y las redes 3G (tercera generación) van a aportar lo suyo contra las barreras tecnológicas, ya que abrirán puertas de conexión inalámbricas donde no llegue la fibra óptica”, pronosticó Tedesco. Justamente la inversión de los operadores en tecnología Wi-Max es la que más está creciendo: 140% interanual.

Más comercio

De acuerdo con Marcos Pueyrredón, presidente de la CACE, el crecimiento del comercio electrónico estará apoyado en nuevos usuarios, una adecuación de la red logística para la entrega de productos, el marco normativo y las menores tasas de interés que cobran las tarjetas de crédito.

“El miedo a comprar por la Web está desapareciendo, y creemos que el proyecto de ley de comercio electrónico que ya está en la comisión del Senado va a servir de marco para eso. Si bien la actividad está regulada, hay una serie de grises que la normativa nos va a ayudar a clarificar. Llevamos dos años trabajando en la norma y confiamos en que saldrá”, dijo Pueyrredón.

“El uso de la tarjeta de crédito en la compra online está creciendo al 60%, y para complementar eso los vendedores ofrecen alternativas como el pago contraentrega. El miedo es cultural, porque las herramientas para comerciar en Internet están. Lentamente, ese miedo se volverá algo del pasado”, agregó.

Por caso, ya son 150 millones las visitas que el portal DeRemate.com recibe por año. De allí se generan un millón de transacciones, y Fernando Salvarezza, gerente de marketing de la compañía, reconoce que “la cifra aún es baja para la cantidad de visitas, pero se está trabajando para desarrollar el canal y el público está respondiendo”.

Por su parte, Gastón Funes, gerente del portal de búsqueda de precios BuscaPé, explicó que por cada operación de venta online se generan otras 14 off line, por lo cual “el crecimiento del comercio electrónico tendrá un efecto multiplicador en el canal real”.

Más allá de este efecto, ya son cientos las compañías que reconocen la importancia de estar en Internet. Un claro ejemplo de ello es McDonald s, que la semana pasada comenzó vender hamburguesas a través de la Red.

Fuente: La Nación, Argentina

Opinión