Inicio Web. Google y Facebook pretenden atraer a millones de usuarios del tercer mundo

Google y Facebook pretenden atraer a millones de usuarios del tercer mundo

Para Google y Facebook, los 3,500 millones de habitantes que no tienen acceso a Internet representan una gran oportunidad para atraer a nuevos usuarios

loon-google

Para Google y Facebook, de los 7,600 millones de habitantes que hay en el mundo, 3,500 millones no tienen acceso a Internet, lo cual representa una gran oportunidad para atraer a nuevos usuarios.

La falta de infraestructura es una seria limitación para la progresión del acceso a Internet de los países en desarrollo. No solo las velocidades de red son muy inferiores, sino que ésta no se extiende a ciertas regiones que, por su escasa densidad de población, no son de interés económico para las operadoras locales.

El reto es rentabilizar la inversión ofreciendo un servicio relevante a un precio asequible.

Ante esta limitación, las conexiones móviles son la vía mayoritaria para acceder a la red en los países en desarrollo.

Para 2016, según el Foro Económico de Davos, el 31% de la población vivía fuera del ámbito de cobertura 3G. Conocedores de las dificultades, los agentes locales se esfuerzan por buscar oportunidades de negocio que respalde la expansión de la infraestructura.

“Desde el punto de vista de la construcción, en lugares remotos con poca población tenemos el reto de reducir el costo de las estaciones base”, señala Thibaud Rerolle, director de tecnología de la operadora keniata Safaricom, filial del grupo Vodafone.

Se persigue la autosuficiencia, a veces basado en energías renovables. El 15% de la población mundial no tiene acceso a la electricidad, también según el datos del Foro de Davos.

Por otra parte, se presentan dos obstáculos importantes: la incapacidad para pagar un plan de datos, debido a los bajos ingresos, y el uso de dispositivos de gama baja.

El reto está en dar un servicio relevante a un precio accesible, pero que permita rentabilizar la inversión.

Frente a este panorama, Free Basics es la iniciativa más tangible de las compañías de Silicón Valley para acercar Internet a los países del llamado Tercer Mundo. Pero no es la única.

Facebook trabaja hasta junio en sus propios drones solares para dar conexión a áreas remotas y ahora confiará en el Airbus para fabricar este tipo de aeronaves. Google desarrolla globos de gran altitud que proyectarán cobertura LTE y también ha invertido en SpaceX, la firma espacial de Elon Musk, que tiene previsto crear una red de 12,000 satélites para proporcionar acceso a Internet.

Ambos gigantes tecnológicos obtienen ingresos debido a una gran masa de usuarios que poco pueden crecer ya en los países desarrollados. Facebook y Google piensan que los próximos 1,000 millones de usuarios van a venir de los países en desarrollo.

Así que tienen un incentivo para enfrentarse a los retos necesarios para atraer a más personas online, indicó el profesor Ayyub, quién es uno de los autores del estudio Inside de Wallet Garden: Deconstructing Facebook’s Free Basics Program.

Microsoft ha prometido 1,000 millones de dólares de inversión para su Affordable Access Initiative, orientada a financiar a emprendedores y startups para llevar Internet y energía a lugares donde no los hay.

Ya en la práctica, hasta que no se desplieguen estas tecnologías no se podrá evaluar su utilidad. Incluso los operadores locales como Safaricom a veces se topan con factores problemáticos que tienen raíces culturales. En el norte del país, la población está menos concentrada y la gente es nómada. Así que cubrirles lleva aparejados retos extra. Porque pueden estar en un sitio, con un nivel de servicio adecuado, pero después se mueven de localización, explicó Rerolle.

Ayyub ve el valor que puede aportar Silicon Valley, pero apuesta por un despliegue tutelado: “Estas grandes compañías tienen un papel que jugar. Pero se necesita un marco regulatorio adecuado aprobado por los gobiernos, con respecto a cuestiones como la privacidad y la neutralidad de la red”.

Opinión