Inicio Social Media. Gracias a las redes sociales el deporte ya no es lo mismo,...

Gracias a las redes sociales el deporte ya no es lo mismo, ¡es mucho mejor!

El poder que tienen las redes para conectarnos desde cualquier parte del mundo, también tiene su paralelismo en el mundo deportivo

Deporte
Deporte

Hoy en día resulta muy extraño encontramos con personas que se asombren por el hecho de que un encuentro de cualquier deporte se retransmita en directo por televisión, especialmente gracias a las nuevas posibilidades de los nuevos medios y las redes sociales.

No han pasado tantos años desde que tan solo se pudiera ver el partido del fin de semana si se tenía televisión por cable o si se iba a un bar.

Además, si uno estaba interesado en cualquier deporte o equipo que no fuera de relevancia en el país, lo único que quedaba eran los resúmenes de la radio, las noticias a la hora de comer en la televisión o el periódico.

Internet lo revolucionó todo, también el deporte. El poder que tienen las redes para conectarnos desde cualquier parte del mundo, mantenernos informados a todas horas y poder recorrer otras ciudades online, también tiene su paralelismo en el mundo deportivo.

Gracias a internet uno tiene la posibilidad de ver un partido que está teniendo lugar en la otra parte del mundo, escuchando la retransmisión de los comentaristas locales y, más aún, entablando conversación con otros seguidores a través de redes sociales.

Esto último es posible gracias a plataformas como Twitter o a las mismas donde se está retransmitiendo el partido online, haciendo posible que se creen debates con simpatizantes de todas partes del globo.

Al ser posible contemplar una competición de cualquier deporte desde casa, se han despertado nuevos intereses por juegos que no son los mayoritarios. Esto ha favorecido la aparición de nuevas competiciones, el interés por parte de inversores en estos terrenos y la popularización y viralización de nuevos ídolos.

En cuanto al 2019, se viene un año interesante en lo que a competiciones deportivas se refiere, como por ejemplo, el All Star de la NBA, que sucedió este mes de febrero, encuentro que, hasta que Internet llegó a nuestras casas, solo podían disfrutarlo unos pocos y, además, a horas intempestivas.

Actualmente la red no nos permite únicamente verlo desde el móvil y sumergidos en nuestra cama, sino también repetir las jugadas o los momentos que elijamos las veces que deseemos.

Con esto también ha aumentado el consumo de cualquiera de los deportes que se practican, por ejemplo, un atleta español, gracias a su cuenta de Instagram o Twitter, puede tener seguidores en Australia. Hecho que resultaría imposible sin la herramienta que suponen las redes sociales como medio de comunicación.

Hoy en día, podemos observar cómo diversas competiciones cambian habitualmente los horarios de los encuentros. Hace ya más de un lustro que La Liga de Primera división incorporó cambios en sus horarios, entre los cuales se introdujo recientemente el cambio del partido del sábado, pasando de las 22:05h a las 13:00h.

Este tipo de jornada, llamada “horario inglés”, se da con el fin de ganar cuota en el mercado asiático y competir con la Premier League.

Todas estas oportunidades de la hipermediación no son más que una democratización del medio en la que nosotros, como usuarios, tenemos el poder de elegir qué, cómo y cuándo lo queremos ver.