Inicio Tecnología. Guerra titánica de líderes en chips

Guerra titánica de líderes en chips

Hace un año AMD le ganaba la batalla a Intel, pero hoy los papeles se han invertido

Qué diferencia puede provocar un año. Hoy Intel ofrecerá un reporte optimista sobre sus nuevos productos y sólidas finanzas durante el llamado día de analistas en Nueva York, en tanto que su rival Advanced Micro Devices (AMD) enfrenta la ira de los inversionistas en su reunión anual de accionistas en el Valle del Silicio.

Las posiciones de los dos fabricantes de chips que dominan el mercado de microprocesadores de computadoras se han revertido completamente.

Hace 12 meses, Intel anunciaba una drástica revisión de sus operaciones, luego de que sus ganancias habían descendido una tercera parte y el precio de su acción más de 20% en un año, convirtiéndola en el miembro con el peor desempeño en el Promedio Industrial Dow Jones.

Entonces, dijo a los analistas que los clientes estaban reportando que varios millones de sus procesadores estaban apilándose en los almacenes debido a la caída en la demanda.

Al mismo tiempo, AMD reportaba márgenes brutos récord de 58.5% en el primer trimestre y una participación de 27% en el mercado de procesadores para servidores. Las acciones de AMD habían alcanzado los 42 dólares en el trimestre.

Pero desde entonces han perdido dos terceras partes de su valor al tiempo que AMD ha emitido una serie de advertencias este año.

Su margen bruto se ha partido casi a la mitad, 31%, en el primer trimestre al registrar una pérdida de 611 millones de dólares, mientras que su participación general en el mercado ha bajado a 19%.

Este cambio de fortunas ilustra en qué medida un pequeño fabricante de chips fue capaz de superar a un titán de la manufactura, hasta que el jugador más grande redescubrió su toque y su poderío en ingeniería.

“Creo que la mayor parte de los éxitos de AMD en los últimos tres o cuatro años se produjeron frente a un competidor muy debilitado”, indicó Steve Kleynhans, analista de la firma de investigaciones Gartner.

“Intel tuvo problemas con su familia de productos y lo desafortunado del negocio de los semiconductores es que lleva mucho tiempo salirse del agujero cuando se cae en uno”, explicó.

El “agujero” de Intel fue la arquitectura de chips conocida como Netburst, que fue hecha pensando en velocidad pero se calentaba demasiado y provocó que sus microprocesadores fueran superados en desempeño por AMD, particularmente en el segmento de servidores, donde su rival logró rápidos avances en participación de mercado.

Intel empezó a enderezar las cosas en junio pasado, con su primera arquitectura nueva en cinco años y el lanzamiento de chips eficientes en consumo de energía con dos núcleos o “cerebros”.

También pasó al siguiente nivel en el proceso de miniaturización antes de AMD, fabricando chips con anchos de circuito de 65 milmillonésimas de metro, una gran reducción respecto de los 90 nanometros previos.

Los nuevos chips eran 30% más pequeños que los anteriores de 90nm, lo que permitió a su vez ahorros en costos.

Aunado esto a la necesidad de deshacerse de inventario viejo a fin de hacer espacio para sus nuevos productos, Intel se colocó en posición de desatar una guerra de precios contra AMD que disminuiría los márgenes de ambas compañías pero perjudicaría más a AMD y permitiría a Intel recuperar participación de mercado.

Tradicionalmente, Intel ha suministrado los procesadores para más de cuatro de cada cinco computadoras que usan la dominante arquitectura “x86”, y en el primer trimestre su participación se recuperó a 81%, por encima del 74% del cuarto trimestre.

Asimismo, ha lanzado procesadores con cuatro núcleos más de seis meses antes de que, según sus planes, lo haga AMD, y se dice que tiene un año de ventaja sobre su rival para iniciar la producción de chips de 45nm, en el cuarto trimestre de este año.

Entretanto, AMD ha sido afectada por su adquisición del fabricante de procesadores de gráficos canadiense ATI por 5 mil 400 mdd en octubre.

ATI fabrica productos de márgenes menores y su principal rival, Nvidia, ha presentado productos más avanzados técnicamente en los últimos meses.

No obstante, analistas consideran que la compra era una medida necesaria para AMD para tratar de competir con su rival más grande. “El momento fue infortunado y va a generar uno o dos años problemáticos para AMD, pero creo que es una medida positiva a largo plazo”, señaló Kleynhans.

Rob Enderle, analista de tecnología del grupo Enderle, indicó que la adquisición de ATI fue una medida excelente desde el punto de vista estratégico. “Tomó a Intel de sorpresa y lleva el argumento a un área en la que Intel ha sido históricamente débil pues sus capacidades gráficas han avanzado poco con el tiempo”.

AMD lanzará una serie nueva de procesadores este verano cuyo nombre en código es Barcelona, que podrían darle un poco de espacio de maniobra, pero se estima que los verdaderos frutos de su fusión con ATI no se verán sino hasta 2009, cuando sea lanzado el Fusion, un microprocesador combinado con la unidad de procesamiento de gráficos más reciente.

Enderle consideró que, mientras Intel defina el mercado, AMD tendrá menos recursos y será incapaz de romper el rango de 20% de participación de mercado, muy por abajo de su objetivo de 30%.

“Sólo cuando pueda cambiar el campo de batalla y las armas podrá AMD pelear con Intel. Esto es lo que está intentando hacer con el Fusion, llevando a Intel a un mercado en el que puede obtener una posición de liderazgo otra vez”.

Cómo cambió la marea en favor de Intel
2006. Enero: Intel anuncia que 2005 fue su tercer año consecutivo de ingresos y crecimiento de ganancias de dos dígitos, con sus mejores resultados operativos.

Abril : Intel anuncia una revisión estratégica luego de que sus ganancias descienden una tercera parte.

Junio: Intel lanza microprocesadores basados en su primer nueva arquitectura en cinco años.

Julio : Intel y AMD emiten advertencias sobre sus ventas al tiempo que su guerra de precios se intensifica.

Septiembre: Intel anuncia el recorte de 10 mil 500 empleos.

Octubre: AMD completa la adquisición por 5 mil 400 mdd del fabricante de procesadores gráficos canadiense ATI.

Noviembre: Intel es el primero en ofrecer procesadores de cuatro núcleos.

2007. Enero: AMD advierte que sus ganancias serán sustancialmente menores debido a la guerra de precios. Intel informa que las ventas cayeron 9% y las ganancias 39% en 2006.

Abril: Intel reporta resultados “sólidos” en el primer trimestre, en tanto que AMD reporta pérdidas y anuncia medidas para recortar costos.

Sus márgenes brutos y participación de mercado también se desploman.

Fuente: El Universal, México

Opinión