Inicio Tecnología. Hardware nacional, con el 30% del mercado en México

Hardware nacional, con el 30% del mercado en México

De “cajas blancas”, hoy ya trabajan en PC y laptops

 
El jugoso mercado de las “cajas blancas” (computadoras ensambladas sin marca) en México ha evolucionado hacia una oferta de computadoras de escritorio y laptops de manufactura y marca nacional que ya han arrebatado alrededor del 30 por ciento del mercado local a las marcas globales de la computación.

Hay quien todavía recuerda el ejemplo de Alaska, una de las primeras máquinas de escritorio en incursionar como pionera de las “cajas blancas con marca”; sin embargo, es un hecho que el mercado alternativo ha caminado también hacia el desarrollo de un mercado de computadoras portátiles.

Si bien es cierto que integradores mexicanos se han subido a este mercado, con buen éxito, también es verdad que se trata de un nicho que ha sido bien aprovechado por los grandes mayoristas y distribuidores, algunos de los cuales, como en el caso de Synnex, son fabricantes de las grandes marcas internacionales.

El reconocimiento de tal avance y aceptación por parte de los usuarios mexicanos -debido a que tales máquinas tienen un costo menor al no tener que pagar por los logotipos y marcas globales-, ha conducido a los fabricantes de componentes y de programas de computación a apoyar la promoción de los esfuerzos de empresarios mexicanos y de firmas extranjeras establecidas en nuestro país.

Entre tales marcas nacionales destacan: Blue Light, Texa, Tecsmart, Hergo, Sumitel, Pacific, Unicom, Synnex, Centel, Compuimport, PC Factory y Libra, entre otras, que han sido observadas por Intel, Microsoft y Kingston para la integración de sus componentes y programas.

En tal contexto, Intel, Microsoft y Kingston han puesto en marcha la iniciativa México Móvil, desde la que se proporcionará entrenamiento continuo sobre productos desarrollados por estas firmas.

Entre las “cajas blancas” que aún son ensambladas en casas y mercados de cómputo y las máquinas de marcas nacionales (aunque en realidad son ensambles nacionales con marcas puestas en México, pero muchas con nombres extranjeros), han logrado detentar mas del 50 por ciento del mercado de computadoras.

Daniel Dabaah, director general de Sumitel -que inició operaciones en 1999-, destacó que esta firma detenta entre 2 y 3 por ciento del mercado y que ya ha logrado su reconocimiento de la calidad, la garantía, el respaldo y asistencia técnica, así como la disponibilidad de partes y componentes.

Dabaah explicó que los integradores de marca nacionales que están establecidos en plazas de computación, aunque utilizan el canal de distribución tradicional, también han sabido echar mano de canales propios.

Por su parte, Héctor Lara, director de Synnex, explicó que la empresa es mayorista, subsidiaria de Synnex Corp, que ensambla máquinas para los gigantes globales y por lo que se tiene considerado abrir la primera fábrica en México hacia mediados de 2007 para el ensamble de una opción totalmente nacional, como en el caso de Portento.

Lara destacó que Synnex cuenta con opciones de bajo costo, además de que es la única empresa en ofrecer financiamiento directo y no mediante una institución bancaria, vendiendo a organizaciones o sindicatos.

Lara dijo que su productos cuentan además con un diferenciador de diseño que compite en el mercado de marcas como Apple y Vaio; pero con un costo 30 por ciento menor, sin perder las características de una portátil. Tampoco sacrifican capacidad, funcionalidad, aplicaciones y seguridad.

Fuente: El Financiero, José de Jesús Guadarrama H.

Opinión