Inicio Web. Hay nuevas reglas para banca electrónica

Hay nuevas reglas para banca electrónica

Las nuevas reglas están conformadas por mecanismos para el proceso de generación y entrega de contraseñas o claves de acceso, que aseguren que sólo el usuario podrá utilizarlas

El sábado pasado entraron en vigor nuevas medidas de seguridad para las operaciones que realizan los usuarios de la banca electrónica, las cuales se suman a las integradas en la Resolución por la que se modifican las Disposiciones de Carácter General aplicables a las Instituciones de Crédito, informó la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Las nuevas reglas están conformadas por mecanismos para el proceso de generación y entrega de contraseñas o claves de acceso, que aseguren que sólo el usuario podrá utilizarlas.

Además, contemplan controles para llevar a cabo operaciones monetarias que se efectúen a través de Internet o por teléfono y establecen solicitar un segundo factor de autentificación que contenga información “dinámica”.

Las normas también establecen permitir límites en el monto de las operaciones monetarias, en cualquier tipo de medio electrónico, excepto en las operaciones entre cuentas propias del cliente dentro de la misma institución.

La Comisión informó que con estas reglas, los bancos deberán mantener mecanismos de control para la detección y prevención de eventos que se aparten de los parámetros de uso habitual.

La entidad supervisora que preside Roberto del Cueto mencionó en un comunicado que ha actualizado las recomendaciones para el uso de este servicio, mediante la publicación de un nuevo folleto electrónico denominado “Recomendaciones para el uso de los servicios de Banca por Internet”, mismo que puede consultarse en el sitio electrónico de la CNBV.

Para Gabriel Pérez Cabral, especialista de Banca y Crédito y catedrático de la Universidad Panamericana, la promoción del uso de banca por Internet por parte de las autoridades financieras, generaría que las instituciones disminuyan el “costo de estructura”, lo que se reflejaría en un mejor precio para los usuarios.

Fuente: El Economista, México

Opinión