Inicio Tecnología. Impuestos frenan al sector mexicano de telecomunicaciones

Impuestos frenan al sector mexicano de telecomunicaciones

Reducir 1% el IVA a los servicios de telecomunicaciones, al pasar de 16 a 15%, en cinco años el gobierno federal lograría una recaudación por concepto de uso de los servicios de alrededor de 155 millones de dólares, de acuerdo con el estudio “El impacto de la tributación en el desarrollo de la banda ancha móvil”.

Esto es, de reducirse el impuesto el gobierno dejaría de recaudar 35 millones de dólares por gravámenes a los servicios de telecom, pero habría una recaudación adicional por el uso de éstos de hasta 155 millones de dólares.

El documento elaborado por investigadores del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y GSMA destaca que la aplicación de impuestos especiales a los servicios de telecomunicaciones disminuye la penetración potencial, principalmente del servicio de banda ancha móvil.

“El actual régimen tributario en México disminuye las posibilidades de un mayor desarrollo de la banda ancha móvil, lo que afecta negativamente su adopción y con ellos los objetivos del gobierno asociados a promoción de la misma”, menciona el estudio.

Judith Mariscal, directora de Telecom CIDE dijo que es necesario adoptar políticas recaudatorias eficientes que minimicen las pérdidas del excedente del consumidor y no tengan un impacto negativo en el PIB, tal como lo tiene el IEPS.

“Se deben eliminar restricciones, que florezcan inversiones. Hay contradicciones entre la Secretaría de Hacienda que busca la parte recaudatoria y la SCT que busca impulsar el desarrollo de los servicios de telecomunicaciones”, explicó.

Las telecomunicaciones no son productos de lujo y deberían ser tasados igual que el resto de la economía, aplicar impuestos adicionales desayudan al objetivo de penetración de dichos servicios, advierten especialistas.

Por su parte, Ernesto Flores, investigador de Telecom CIDE dijo que pese a que se dejo fuera del impuesto especial al servicio de la banda ancha, no quedo clara la cobranza o exención del IEPS de 3% en los servicios en paquete o simplemente en la facturación.

De modo que, irremediablemente el costo lo sigue pagando el usuario, incluso, mencionó que a partir de la aplicación de dicho impuesto los precios de los servicios aumentaron 4 por ciento.

Fuente: El Economista

Opinión