Inicio Tecnología. Articulos. Impulsar las redes inalámbricas, clave para la competitividad

Impulsar las redes inalámbricas, clave para la competitividad

Revista Mundo-Contact

   

Impulsar las redes inalámbricas, clave para la competitividad

Entrevista con Tarcisio Ribeiro, Vicepresidente de Tellabs para América Latina

Por Claudia Medellín

Actualmente, debido al desarrollo y la creciente capacidad de la tecnología inalámbrica 3G, las redes se aprovechan no sólo para transmitir voz, sino también datos de uso personal y corporativo.

La facilidad de acceder y transmitir datos de manera inalámbrica permite a las empresas ser más eficientes, sin importar dónde o cuándo necesiten intercambiar información. Por ejemplo, gracias a la tecnología 3G se pueden llevar a cabo encuestas en la calle, en las que se utilizan dispositivos móviles para enviar los datos de inmediato a una sede central, sin tener que hacer su captura posterior.

“Con Internet la productividad de las empresas evolucionó considerablemente, y con las redes 3G las mejoras son exponenciales. Por ejemplo, antes si salía de viaje, debía esperar hasta llegar al hotel por la noche para revisar mi correo electrónico. Ahora puedo hacerlo al instante en mi móvil, lo cual hace que se puedan tomar decisiones y dar respuestas más rápido”, relató Tarcisio Ribeiro, Vicepresidente de Tellabs para América Latina, en entrevista con MUNDO-CONTACT.

Banda Ancha en México y América Latina

Para impulsar el aprovechamiento de la tecnología 3G en América Latina, es vital que también aumente la penetración de banda ancha. “Hay un gran rezago, pero también un enorme potencial de desarrollo en América Latina. Para superar esta situación es necesario que el gobierno participe desde el punto de vista de inclusión digital, incentivando a las empresas a invertir, a través de la subasta de más licencias” comentó Tarcisio.

El entrevistado explicó que la limitación de oferta de servicios basados en tecnología 3G y banda ancha se debe a que las operadoras no tienen espectros disponibles, por lo que no solo se limita su competitividad sino que, al no haber más oferta, los precios aumentan y por lo mismo se dificulta la adquisición de estas tecnologías.

En México, la velocidad promedio de la banda ancha es de 1Mbps (en Estados Unidos y Europa alcanza los 10Mbps). Con estas cifras, es difícil considerar que el 93% de las conexiones a Internet en México verdaderamente sean de banda ancha, como lo aseguraba Havas Entertainment durante la celebración del Día de Internet en México.

El panorama que refleja la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT, el organismo de las Naciones Unidas encargado de regular las telecomunicaciones a nivel internacional), es completamente diferente. En México, el 7.05% usan banda ancha, por debajo de países como Argentina, Chile, y Uruguay, aunque por encima de Colombia y Brasil. Al hacer la comparación con los socios comerciales del norte la brecha es mayor: Estados Unidos tiene más del 25% y Canadá 29% en adopción de banda ancha.

Otro camino que propone Tarcisio para aumentar la penetración de la banda ancha en América Latina, es “aumentando la demanda de usuarios de internet en PCs y laptops, las cuales muchas veces resultan más económicas (desde 600 dólares) que un teléfono celular, el cual implica el pago de una renta mensual de hasta 200 dólares.”

¿Y después de la 3G?

La tecnología 3G ya no es una novedad, a la vuelta de la esquina ya está lista la LTE (Long Term Evolution), tecnología que llegará entre 2010 y 2011 con una mayor velocidad (en descarga de hasta 60Mbp y en carga de hasta 40Mbps) y aplicaciones más avanzadas. Entre sus ventajas están el poder recibir streaming en tiempo real sin necesidad de buffer, de manera que las videoconferencias serán finalmente una realidad sin interferencias ni tropiezos.

Ante la cercanía de la llegada de LTE, las empresas pueden titubear sobre si deben o no adquirir tecnología 3G. Según Tarcisio, los tomadores de decisiones no deben seguir esperando ya que siempre habrá nuevas tecnologías en puerta: “deben invertir en tecnología 3G, ya que de esta manera podrán aumentar su productividad y por lo tanto su retorno de inversión”.

Mientras tanto, Tellabs sigue concentrando sus esfuerzos en innovación y desarrollo de tecnología que reduzca los costos para las operadoras y como consecuencia a los clientes finales. Así mismo, su estrategia de negocio contempla no sólo vender directamente, sino abrir canales que faciliten la distribución de sus soluciones.

Tarcisio Ribeiro

Tarcisio Ribeiro

La facilidad de acceder y transmitir datos de manera inalámbrica permite a las empresas ser más eficientes, sin importar dónde o cuándo necesiten intercambiar información.

En México, la velocidad promedio de la banda ancha es de 1Mbps (en Estados Unidos y Europa alcanza los 10Mbps).

Los tomadores de decisiones no deben seguir esperando ya que siempre habrá nuevas tecnologías en puerta: “deben invertir en tecnología 3G, ya que de esta manera podrán aumentar su productividad y por lo tanto su retorno de inversión”.

 
Opinión