Inicio Articulos. IMS, ¿una oportunidad, una necesidad o más de lo mismo?

IMS, ¿una oportunidad, una necesidad o más de lo mismo?

Revista Mundo-Contact

     

 

En palabras sencillas, IMS es una arquitectura estandarizada, que da la capacidad de ofrecer servicios multimedia a empresas y usuarios. Está basada en la especificación del protocolo SIP (Session Initiation Protocol) definido por IETF (Internet Engineering Task Force) y define las reglas de juego para los operadores y creadores de servicio. De esta maneta, permite así que un servicio sea desarrollado, operado, aprovisionado y facturado de forma clara.

 
    IMS, ¿una oportunidad, una necesidad o más de lo mismo?

Henry Fernández Arroyo*

El mundo de las telecomunicaciones ha tenido profundos cambios en los últimos años. En el mundo móvil se introdujeron los sistemas de primera generación (1G) a mediados de los 80, el principal énfasis fue la voz y los servicios asociados a ella. Los sistemas de segunda generación (2G) se introdujeron en los 90 contando ya con algunos servicios de datos y servicios suplementarios más sofisticados. Los sistemas de tercera generación, los cuales aún no están disponibles en muchas partes del mundo permiten contar con conexiones de datos de alta velocidad y varios servicios multimedia.

El mundo de la telefonía tradicional (PSTN), ha sido dominado por los servicios de voz, los servicios suplementarios se han soportado en varias tecnologías que son o no estándares, donde dicha estandarización se trató de realizar por medio de Red Inteligente. Esta tecnología surgió como respuesta a la demanda creciente de servicios de telecomunicaciones en las redes telefónicas convencionales. Los sistemas permitieron crear servicios (redes privadas virtuales, telefonía prepago, número único, etc.) y centralizar la inteligencia en la red utilizando los protocolos definidos para ello. La red inteligente fue un gran suceso, permitió dar el primer paso hacia el uso de software en la creación de servicios, sin embargo su éxito fue limitado debido a diferentes factores, por ejemplo la falta de estandarización.

El mundo de Internet es sin duda el escenario donde la prestación de servicios ha reinado, servicios de todo tipo están disponibles, por ejemplo el surgimiento de la voz sobre IP cambió de manera radical el paradigma de los servicios de voz.

Actualmente Internet se ha convertido en una red que está retando de manera decidida a las redes tradicionales.

Hoy día, tanto para los usuarios como para los operadores existe un cruce de redes y servicios. IP Multimedia Subsystem (IMS) surge como una alternativa natural para superar este dilema. Permitiendo combinar los conceptos de las redes tradicionales con red inteligente, con voz sobre IP y en general con la gran gama de servicios sobre Internet. IMS se puede considerar entonces como la última oportunidad de los “telcos” tradicionales para competir contra un Internet abierto.

La promesa de IMS

En palabras sencillas, IMS es una arquitectura estandarizada, que da la capacidad de ofrecer servicios multimedia a empresas y usuarios. Está basada en la especificación del protocolo SIP (Session Initiation Protocol) definido por IETF (Internet Engineering Task Force) y define las reglas de juego para los operadores y creadores de servicio. De esta maneta, permite así que un servicio sea desarrollado, operado, aprovisionado y facturado de forma clara. Las principales promesas de IMS son:

Convergencias de redes fijas y móviles.

La arquitectura crea un núcleo común que puede ser compartido por redes móviles y fijas de forma que los servicios pueden fluir transparentemente a través de esos dos tipos de redes.

Calidad del servicio y seguridad.

Una de las principales promesas de IMS es garantizar calidad de servicio y la seguridad. Estos dos aspectos podrían ser los diferenciadores mas importantes a los servicios prestados por Internet, básicamente se podrían tener dos redes compitiendo entre sí. En la red IMS se contaría con servicios que garantizan la calidad y la seguridad, pero que al mismo tiempo se paga por ellos, mientras que en Internet se contaría con una red que hace su mejor esfuerzo, pero no garantiza la calidad ni la seguridad y donde muchos servicios podrían ser gratis.

Menú de servicios.

IMS podría revolucionar el mundo de los servicios de valor agregado, podría cambiar radicalmente la manera en que las personas socializan, trabajan o se entretienen. Esta revolución no sucederá por un servicio en particular (Killer application) sino más bien por un menú de servicios (killer portafolio). La clave del éxito está en que se ofrezcan muchos tipos de servicios para diferentes tipos de de redes y terminales de usuario, además que estos se ajusten a las necesidades de un usuario en particular. La arquitectura de IMS facilita el desarrollo de estos servicios, permitiendo que los costos y los tiempos sean más bajos.

Aprendiendo de los errores

Algunas de las promesas que plantea IMS no son nuevas, otras tecnologías las ha planteado en el pasado, sin embargo el éxito de éstas ha sido bastante limitado. Es importante entender cuáles han sido las razones que no permitieron a estas tecnologías lograr su objetivo. Por ejemplo si se analiza el caso de red inteligente, donde una de sus principales premisas era el desarrollo masivo de servicios, inclusive introdujo el concepto SIB (Service Independent Building Blocks), concepto muy prometedor, que consistía en bloques funcionales de software que podrían ser desarrollados por cualquier compañía y ser comercializados para todas las plataforma de red inteligente y de esta forma popularizar la utilización de servicios de red inteligente; pero los costos de la tecnología, la necesidad de personal especializado para su desarrollo, la no estandarización entre los diferentes fabricantes, además de la falta de ambientes de desarrollo económicos y de fácil consecución, causó que la red inteligente no se popularizara y no se convirtiera en una red abierta. Aunque muchos operadores en el mundo tienen plataformas de red inteligente, son muy pocos los servicios que la usan, la gran mayoría se limita a sistema de telefonía prepago.

Por otro lado si se mira el éxito de Internet, donde existe una gran cantidad de servicios multimedia que se están prestando, se observa que su éxito se ha basado en buena medida en que es una red abierta, que usa tecnologías simples de manipular y donde muchos desarrolladores y usuarios tienen disponibilidad para usarla. IMS aprendiendo de Internet se basa en protocolos IP, muy comunes ya en el mundo de Internet; el reto está en que se convierta en una red abierta que motive a los posibles actores a participar de manera activa en ella. A los desarrolladores de servicios, a crear portafolios de servicios; a los operadores, a abrir la red y prestar los servicios; y a los usuarios, a usarlos, a beneficiarse y sobre todo a estar dispuestos a pagar por ellos.

Disminuyendo el riesgo

El mercado está demandando servicios convergentes multimedia, para los operadores esto no sólo implica que deben tener infraestructura capaz de soportar cada una de las redes (voz y datos), sino que también deben invertir en la apropiación de diferentes tecnologías multimedia, protocolos, etc., que les permita unificar estas redes y tecnologías para la creación y prestación de nuevos servicios convergentes multimedia, que ante el usuario final se vean como uno mas de los servicios que el proveedor presta, es decir, unificado en aspectos tales como la facturación, la solicitud del servicio, los reclamos y en general el funcionamiento del mismo. EL problema radica en que ante la necesidad de prestar estos servicios, más aún en un mercado tan competido, cada operador busca la manera de desarrollarlos, escogiendo su propia arquitectura, incurriendo en grandes inversiones y tiempo de entrada al mercado muy alto y con la problemática que el servicio podría no tener el éxito esperado. IMS disminuye estos riesgos por ser una arquitectura que estandariza el desarrollo, la prestación del mismo y disminuye la complejidad del desarrollo.

IMS ofrece el potencial para un ambiente de servicios “plug and play”, permitiendo al operador o a terceros adicionar servicios a la red o modificar los existentes y de esta forma diferenciarse de sus competidores.

Los actores

En el mundo de IMS intervienen diferentes actores, que involucran entre otros a los usuarios, los operadores de la red, los desarrolladores de aplicaciones y los prestadores de servicios. En un escenario donde IMS se desarrolle sanamente, todos los actores tienen grandes oportunidades y beneficios. Los usuarios contarán con un menú de servicios multimedia seguros, con calidad garantizada y personalizados a sus necesidades. Los operadores tendrán la oportunidad de competirle a Internet, manteniendo o incrementando sus clientes y aumentado su satisfacción. Los desarrolladores de servicios tendrán motivaciones adicionales para crear servicios innovadores y lógicamente ganar por el desarrollo de los mismos. Para los prestadores de servicios se abre un universo de posibilidades. Es importante aclarar que no sólo los telcos prestarán servicios, en una red IMS pueden coexistir terceros que presten servicios y ganen por prestarlos.

Conclusión

IMS como tecnología, arquitectura y concepto, representa una gran oportunidad para los diferentes actores que intervienen, sin embargo su éxito dependerá en que se convierta en una red abierta para que alcance la suficiente masa crítica de servicios, operadores y usuarios. De no lograrlo, simplemente se convertirá en “más de lo mismo”. Los responsables del éxito en buena parte serán los operadores, responsables de abrir la red; y los fabricantes, responsables de respetar la estandarización.

Una pregunta que sólo el tiempo podrá responder es, si los usuarios estarán dispuestos a pagar por servicios que están o estarán disponibles de manera gratuita en Internet, pero haciendo la analogía con otro tipo de productos, donde el precio varía en grandes proporciones de acuerdo a la marca, la moda y la calidad, posiblemente esto se vuelva una realidad. Para lograrlo seguramente será muy importante el marketing, el empaquetamiento de servicios, la oferta continua y diferente de servicios, la calidad y los precios razonables.

Aunque Internet está ofreciendo una buena gama de servicios de manera gratuita o a precios muy bajos, es importante resaltar que hasta ahora los casos de negocio no son exitosos y muchos de los ingresos se enfocan en usar Internet como medio para terminar llamadas en el mundo de telefonía tradicional. Pero, ¿qué pasaría si el mundo tradicional se trasladara al mundo de Internet?

*Henry Fernández Arroyo, Director de Tecnología Sixbell Nekotec Solutions – Colombia

 
Opinión