Inicio Tecnología. Incipiente desarrollo de WiMAX en Latinoamérica

Incipiente desarrollo de WiMAX en Latinoamérica

Proveedores y fabricantes como Motorola, Alcatel-Lucent u Orbitel apuestan por el mercado latinoamericano para la puesta en marcha de sus redes WiMAX

Motorola ha anunciado recientemente la disponibilidad en Argentina de HotZone Duo, la solución para redes Mesh de radios duales. Este lanzamiento es parte de los productos MotoWi4 y ha sido diseñado para proporcionar acceso de banda ancha inalámbrica de cuarta generación, brindando de esta manera, aplicaciones de calidad de datos, voz y video.

En este sentido, Luciano Lazzari, Gerente Regional de Ventas para el Cono Sur de Networks & Enterprise Business de la compañía, afirma que “esta solución contribuye al desarrollo económico de las ciudades y permite mejorar los servicios que el gobierno o municipio ofrece a los ciudadanos a través del acceso a banda ancha. HotZone Duo™ facilita la implementación de una solución Wi-Fi y al mismo tiempo la hace viable en términos económicos para toda la ciudad”.

Asimismo, la solución permite dar conectividad a zonas residenciales, a una ciudad completa o a un campus universitario con una red Mesh, integrada por varios equipos que conforman una red dinámica autoconfigurable. De esta manera, Motorola sigue apostando por el desarrollo de WiMAX en Latinoamérica.

Así lo aseguró Óscar Rojas, vicepresidente y gerente general de Networks &Enterprise para América Latina y Caribe de Motorola, al afirmar que “WiMAX es clave para proveer banda ancha inalámbrica de alta velocidad en países de América Latina”.

Las previsiones aseguran que a lo largo de este año se dará el esperado despegue de WiMAX en ésa zona del continente, ya que algunos de los fabricantes que se aventuraron con este estándar difundirán sus primeros equipos WiMAX-ready.

En realidad, WiMAX surgió como una alianza de compañías que impulsan el desarrollo del estándar del IEEE (Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos). Desde sus comienzos, fue creada para cubrir zonas metropolitanas, pero en efecto surgió como alternativa a las redes telefónicas cableadas con la desregulación del sistema móvil a nivel mundial. Por una cuestión de costos, las nuevas empresas que se i ntroducían en mercados con fuerte presencia de monopolios no podían cubrir los altos costos de instalación de sus redes, por lo que optando por un sistema inalámbrico. Su instalación es muy sencilla y rápida y su precio competitivo en comparación con otras tecnologías de acceso inalámbrico, como Wi-Fi, oscilando entre 5.000 euros y 25.000 euros.

Además, son consideradas parte de las llamadas Redes de Próxima Generación (NGN, en sus siglas en inglés), ya que incluyen telefonía IP, acceso a Internet de banda ancha e incluso vídeo bajo demanda.

En principio, se podría deducir que esta tecnología acarrearía un grave peligro para el negocio de tecnologías inalámbricas de acceso de corto alcance en que se basan muchas compañías, pero hay entidades muy importantes detrás del proyecto.

De acuerdo con WiMAX Forum, en la actualidad hay cerca de 400 empresas que apoyan a esta iniciativa. Entre las más fervientes impulsoras se encuentran Intel, Motorola, Nokia y Samsung, entre otras.

La mayoría de estas operadoras están interesadas en adoptar WiMAX Móvil –IEEE 802.16e– pero como no se ha llegado a certificaciones oficiales de productos con este tipo de estándar, están siendo establecidos sistemas pre-WiMAX, por los que apuestan por varios proveedores, o los sistemas WiMAX Fijo (IEEE 802.16d), que sí tienen certificación del WiMAX Forum.

En Latinoamérica hay varias operadoras que ya están implementando WiMAX, siendo la pionera Ertach, que puso en marcha sus sistemas en Argentina. “Es un orgullo para nosotros anunciar la continua expansión de la Primera Red WiMAX de Latinoamérica cubriendo cada vez más ciudades en todo el país”, afirmó Luis Galli, Gerente General de Ertach.

Para poder brindar sus servicios de datos, Internet y voz a través de una tarifa plana de uso ilimitado, la compañía instaló una estación base con una antena omnidireccional en Río Grande, en la provincia de Tierra del Fuego, lo que asegura una cobertura de 20km con velocidades de hasta 10Mbps.

La implementación del nodo requirió alrededor de 250.000 dólares americanos, asegurando de esta manera la disponibilidad de la última tecnología inalámbrica para apoyar el crecimiento de las industrias de la región, lo que además implica la puesta en funcionamiento de la estación WiMAX más austral del mundo.

Pero no sólo en Argentina se da el desarrollo de este estándar, sino que también está disponible en Chile a través de Entel, con el mismo proveedor que en el país vecino, Alvarion.

Y justamente este último país anunció la implementación de esta tecnología en el marco del CTIA Wireless 2007, donde Motorola notificó haber sido seleccionado por VTR para implementar su red 802.16e WiMAX en el país andino.

“Estamos incrementando el uso de WiFi en Chile, y con la implementación de esta red WiMAX seremos líderes en el mercado tecnológico chileno”, manifestó Mauricio Ramos, CEO de VTR. Se prevé que la red esté implementada hacia marzo de 2008.

“La tecnología WiMAX nos permitirá proveer servicios de telecomunicaciones a aquellos lugares en los que actualmente no tenemos cobertura. Nos permitirá llegar potencialmente a 3,4 millones de hogares “, indicó Ramos.

Lo paradójico es que tanto Motorola como Alcatel-Lucent se auto asignan ser los primeros en traer esta tecnología a Chile. Pero más allá de la primicia, o las jugadas de marketing, lo cierto es que Telmex seleccionó a Alcatel para desarrollar este estándar con una inversión prevista de 15 millones de dólares.

Por su parte Orbitel está desarrollando WiMAX fijo en el mercado colombiano a través de Siemens. Mientras que en Ecuador la tecnología WiMAX se desarrolla con Airspan como proveedor, a través de dos compañías, TVCable y PuntoNet.

Los proveedores de infraestructura de Brasil, por el contrario, se encuentran navegando en las aguas de la indecisión del gobierno brasileño, ya que éste pospuso ,hasta nuevo aviso, la subasta de las frecuencias de 3.5Ghz, lo que representa un grave retraso en el otorgamiento de licencias para despegar esta tecnología en el país.

Según un informe de Signals Telecom Consulting, esta falta de definición impactará negativamente en el desarrollo del escenario competitivo, provocando que operadores ya establecidos, con activos que les permiten ofrecer servicios equivalentes a los viabilizados por WiMAX, tengan una reacción agresiva dentro del área de su concesión, con el objeto de minimizar el futuro impacto de los nuevos jugadores al mercado.

Fuente: Silicon News, España

Opinión