Inicio Tecnología. Innovación tecnológica, medida para repatriar talento

Innovación tecnológica, medida para repatriar talento

Crece laboratorio de Intel en GuadalajaraReinstaló a seis ingenieros mexicanos para la investigaciónComputadora Classmate, proyecto que surgió ahí

 
GUADALAJARA, Jal., 9 de mayo.- La firma Intel tiene en esta ciudad un laboratorio de diseño y desarrollo electrónico en donde se trabajan proyectos de innovación, no de ensamblado ni de posproducción.

La creación de valor ha permitido que media docena de ingenieros mexicanos que trabajaban para esa empresa en otros países, retornaran a México.

Jim Noval, gerente de operaciones del laboratorio de Intel, afirmó en entrevista que 50 por ciento de quienes conforman el Grupo Corporativo de Tecnología (CTG, por sus siglas en inglés), área de la empresa dedicada a investigación y desarrollo de innovaciones que la firma lanza en el largo plazo -cinco a diez años-, son mexicanos que deseaban volver al país.

Cuando la empresa decidió abrir la nueva unidad enfocada a investigación en 2005, varios de sus ingenieros originarios de México que trabajaban en el extranjero pidieron su traslado.

“Vieron la oportunidad de venir a Guadalajara con el mismo salario. Son seis ingenieros, unos estaban en Estados Unidos, Canadá y uno en Bélgica, pero hay más mexicanos fuera que nos gustaría traer de regreso”, dijo Noval.

El laboratorio de Intel se fundó en octubre de 2000 y en 2005 llegó el área CTG.

De 2000 a 2005 las dos únicas unidades de negocios con las que contaba la empresa en el valle del silicio jalisciense eran; Digital Enterprise Group (DEG), responsable de contribuir en la creación de plataformas de Intel que deben salir al mercado en los tres siguientes años, y Emerging Markets, que apoya el desarrollo de productos para mercados emergentes.

A escala global la empresa invierte cinco mil millones de dólares en investigación y desarrollo por medio de sus laboratorios, uno de los cuales, el de la zona metropolitana de Guadalajara, es el más importante en América Latina.

El trabajo realizado en México genera productos que ya están a la venta y contribuyen en proyectos futuros que Intel lanzará en los próximos diez años, dijo por su parte Jesús Palomino Echartea, gerente general del Centro de Diseño de Guadalajara (GDC, por sus siglas en inglés) de Intel.

Destacó que cuando abrió sus puertas el laboratorio hace siete años, sólo había 32 ingenieros y actualmente operan 270, de los cuales 40 por ciento tienen licenciatura, 50 por ciento cuentan con alguna maestría y/o doctorado y 10 por ciento tiene grado técnico.

Asimismo, al finalizar 2007 un total de 40 ingenieros se habrán incorporado a la plantilla del laboratorio.

De Jalisco para el mundo

El director del laboratorio, Jesús Palomino, indicó que los especialistas mexicanos participan en todas las plataformas de cómputo de servidores de Intel y que “eso tiene un impacto mundial”. También es destacada su aportación en pruebas de alta tecnología.

“Probar un circuito integrado es de los problemas más complejos del mundo. Tenemos procesadores que tienen casi dos mil millones de transistores y probarlos es tan complejo como diseñarlos, y nosotros colaboramos en este proceso.”

PC para niños

El laboratorio de Intel en Jalisco trabajó con otros grupos de la India y China para crear la plataforma de la computadora Classmate, una PC pensada para un público infantil.

Es una computadora enfocada a estudiantes de primaria donde el grupo de Emerging Markets participó para definir la nueva plataforma y hacer prototipos para demostrar el concepto.

La Classmate PC de Intel fue diseñada para el mercado de la educación en países emergentes, es portátil, de bajo presupuesto y puede funcionar con sistemas operativos Windows y Linux.

El mes pasado Intel entregó computadoras en escuelas del Estado de México e hizo lo mismo en otras regiones de Latinoamérica, África y Asia, en donde demostró su funcionalidad.

Jesús Palomino explicó que ya hay varios desarrolladores interesados en crear un software para este concepto y se trabaja en atraer el interés de los gobiernos de países emergentes para impulsar la adopción de esta tecnología.

La Classmate PC es una computadora móvil (laptop) pequeña, con dimensiones, tamaño de teclas y características para ser usada por niños.

No tiene disco duro, de tal manera que si se cae de cierta altura sigue funcionando, está más protegida (que las tradicionales), tiene memoria flash y un esquema para que otras computadoras se puedan conectar con la máquina del profesor y éste pueda controlar lo que están viendo sus alumnos o darles instrucciones para que trabajen.

Fuente: El Financiero, México

Opinión