Inicio Tecnología. Integración tecnológica, el futuro

Integración tecnológica, el futuro

De redes separadas, ahora el tema es la consolidación. En los últimos diez años las empresas de telecomunicaciones han experimentado más cambios que cualquier otra industria. Tres han sido los principales ejes que han marcado las modificaciones: el ámbito tecnológico, el modelo de negocios, y ahora las Tecnologías de la Información (TI). 

Miguel Cruz, director de consultoría de ventas de Oracle México, señaló que en solo diez años se ha pasado de una industria con redes separadas para cada servicio hacia la convergencia de redes y la integración de ofertas. Así, hoy es posible ver redes de nueva generación, triple play, y una explosión de las comunicaciones móviles, aunque la integración de tecnologías y plataformas se ha convertido en un nudo financiero. 

El experto consideró que hace algunos años coexistían redes de voz, datos y video; pugnaban de una u otra manera por franquear la última milla: la llegada al hogar del usuario para ofrecer algún servicio en concreto, como telefonía de voz viva, transmisión de datos e Internet, o televisión de paga. Sin embargo, según Cruz, la llegada de la tecnología sobre protocolo de Internet potenció las redes de nueva generación con una nueva perspectiva comercial.

Si bien las empresas de telecomunicaciones fueron el modelo de negocios, la industria está absorbiendo con la mayor flexibilidad que puede la explosión regional de la telefonía móvil, fenómeno que no ha encontrado su techo y que obligó a los proveedores de servicios móviles a buscar y encontrar nuevas fórmulas de comercialización para no perder participación en la dura competencia por el mercado de celulares. Tal dinámica generó una política de consolidación que derivaría en alianzas regionales, compras de compañías, absorciones de unidades de negocios, take overs, y un mapa tan cambiante como el negocio mismo. El objetivo es aún el de elevar los ingresos, lo que está íntimamente ligado con la satisfacción de un cliente que no es fácil fidelizar. 

El nudo en el cable 

Empero, el mayor problema que enfrentan las empresas de telecomunicaciones, desde el punto de vista de sus sistemas informáticos, es que las compañías crecieron desordenadamente impulsadas por licitaciones o absorciones. En la mayoría de los casos, implantaron cada servicio prestado por separado, sobre plataformas de Tecnología de Información (TI) diferentes. Esta situación provoca que a la hora de empaquetar soluciones y diseñar nuevos servicios y promociones se encuentren con serias limitaciones para procesar las diferentes tecnologías involucradas. 

Las limitaciones de cada operador son oportunidades para la competencia. La integración de tecnologías y plataformas genera problemas financieros y es el punto clave que puede hoy modificar la ecuación de ingresos. Tiempos de triple play En esta nueva etapa que viene en el mercado de telecomunicaciones, las compañías deberán revisar a fondo el desempeño de su software de gestión para evaluar si realmente está preparado para acompañarlas en forma integral y así seguir ganando participación de mercado en un escenario cada vez más competitivo. 

Un proveedor de soluciones deberá ser un profundo conocedor de la industria, tendrá que poseer una gran experiencia en cómo hacer su arquitectura de TI más liviana, y debería ser además un sólido jugador en el área de servicios profesionales online y offline. Importancia La inversión en tecnología permite a las empresas tener un mejor desarrollo y eficiencia de sus procesos. Con mejor infraestructura, una empresa puede estar a la vanguardia y lograr un desempeño más óptimo. 

RETOS 

La evolución del sector de las telecomunicaciones en la última década muestra formidables retos en el ámbito global. En México, uno de los grandes repercusines estará en la combinación de las reformas, no sólo en el marco regulatorio de esta rama y en el de la radio y la televisión, sino además en materia de competencia económica. Adicionalmente se advierten grandes implicaciones en el cambio de las reglas del juego en materia de inversión extranjera neutra. Esto genera un nuevo panorama para la competencia y la apertura de mercados, así como para las convergencias, como en el caso del triple play, en donde las empresas de televisión por cable han quedado condicionadas a aceptar las modificaciones al título de concesión de Telmex y quedar en periodo de consolidación para entrar al mercado de telefonía. La reconfiguración más importante está por llegar. Fuente: El Financiero, Negocios, Por José de Jesús Guadarrama H. Martes, 25 de abril de 2006

Opinión