Inicio Web. Internet acapara la mitad de nuestro tiempo libre

Internet acapara la mitad de nuestro tiempo libre

Un estudio de la firma Media-Screen descubrió que los usuarios de internet de banda ancha se conectan un promedio de 1 hora y 40 minutos al día durante días laborables, lo que supone el 48% de su tiempo de ocio

Nueva York.- Los estadounidenses pasan cerca de la mitad de su tiempo de ocio en internet, según una nueva encuesta.

Un estudio de la firma de investigación de mercado Media-Screen descubrió que los usuarios de internet de banda ancha se conectan un promedio de 1 hora y 40 minutos al día durante días laborables, lo que supone el 48% de su tiempo de ocio.

Más de la mitad de este tiempo es utilizado para acceder a actividades relacionadas con el entretenimiento y la comunicación como el correo electrónico.

“A veces la gente se siente un poco culpable por el tiempo que pasa en internet”, dijo Josh Crandall, director general de Media-Screen, con sede en San Francisco.

El estudio estuvo basado en 4,000 usuarios de internet con edades por encima de 13 años entrevistados en julio del año pasado.

Según Nielsen//NetRatings, 119 millones de hogares de Estados Unidos tenían acceso a banda ancha en abril del 2007, lo que representa al menos el 82 por ciento de los usuarios particulares de internet.

Crandall dijo que el estudio descubrió que enviar correos electrónicos es la actividad más utilizada por los usuarios, ya que lo hacen 9 de cada 10 encuestados, seguida de cerca por las visitas a páginas web, con el 81 por ciento.

Jugar online fue una atracción para más de la mitad de los encuestados, mientras que un tercio utilizaba la red para la mensajería instantánea.

Usar internet para escuchar música, enviar mensajes de texto o escuchar la radio fue marcada por cerca de una cuarta parte de los entrevistados.

Crandall dijo que más de la mitad de los consultados había señalado que su uso de internet se había incrementado en los dos últimos años.

“Esto es mucho más cierto para los usuarios jóvenes”, agregó.

Fuente: El Economista, México

Opinión