Inicio Tecnología. Iusacell, listo para “El que llama paga” nacional

Iusacell, listo para “El que llama paga” nacional

La ampliación para “El que llama paga” nacional elevará al menos en 10 por ciento el número de usuarios de celulares en 2007.

En los últimos días los operadores de celulares han venido trabajando en las pruebas técnicas, tanto con telefónicas locales como extranjeras, para que a partir del 4 de noviembre se extienda la operación de “El que llama paga”.

Estamos hablando de una regla de operación que con excepción de México y Guatemala opera en toda América Latina, de ahí parte de su trascendencia.

Pues bien, una empresa que a una semana y media de que inicie esa medida se reporta lista es Iusacell, la telefónica que dirige Gustavo Guzmán y que está por alcanzar una fusión con Unefon, ambas firmas de Grupo Salinas.

Iusacell estima que para ciudades grandes como el Distrito Federal esa regulación podrá generar ahorros de 10 por ciento para los usuarios de celulares, porque la mayor parte del tráfico de llamadas se concentra localmente.

En cambio, para ciudades pequeñas en el interior del país se estima que el ahorro será superior al 40 por ciento, precisamente por la propensión a recibir llamadas de larga distancia nacionales e internacionales.

Como imaginará, en rancherías y pequeñas comunidades rurales el impacto de extender “El que llama paga” nacional tendrá efecto inmediato, ya que dejarán de pagar por recibir llamadas que se generan fuera de sus poblaciones.

Con tal medida Iusacell pronostica para 2007 un crecimiento de cinco millones de usuarios de celulares en el medio rural el próximo año, a partir de una base de suscriptores totales de 50 millones.

Como sabe, Iusacell tiene tres millones de usuarios y desde hace un par de años la Cofetel comenzó a discutir con la industria la posibilidad de extender “El que llama paga”. Apoyó tal iniciativa, apostando por un repunte tanto en el tráfico de voz y datos, como en el número de usuarios de celulares, especialmente en el interior del país.

Iusacell trabaja en la fusión con Unefon, lo que le permitirá tener una red robusta para la ampliación de “El que llama paga”.

Hasta ahora en México los usuarios celulares tenían que pagar el tiempo aire de las llamadas de larga distancia que recibían, y en caso de no tener saldo, simplemente no podían recibirlas, lo que originaba que se perdiera tráfico.

A todas luces era un sistema injusto, de ahí que ahora se esté corrigiendo.

Para resolver esa situación, desde abril pasado la Cofetel, todavía bajo la batuta de Jorge Arredondo, emitió una resolución extendiendo los beneficios de “El que llama paga” local, y será a partir de la primera semana de noviembre cuando se dé la medida.

Con esto, recibir llamadas de larga distancia en un celular, estando en la ciudad donde se radica, no costará nada, por lo que habrá una comunicación más barata y eficiente, pues como le digo, se perdía tráfico.

En caso que el usuario del móvil se encuentre fuera de su localidad, podrá tener cargos dependiendo del plan contratado. Quien llama no necesita saber dónde se encuentra el móvil al que está llamando, siempre se marca igual y siempre se paga lo mismo.

Como le digo, los beneficios de esta forma de cobro son fáciles de apreciar, y se logra que toda la población tenga acceso a un celular, aun en poblaciones rurales, pues la decisión de realizar la comunicación se transfiere a quien está dispuesto a pagar por ella y tiene dinero para hacerlo, es decir, el usuario que la realiza.

Con “El que llama paga” nacional, los usuarios celulares de prepago van a poder recibir llamadas de larga distancia aunque no tengan saldo; mientras que los usuarios en general, especialmente los rurales, van a poder tener más teléfonos y recibir llamadas desde otras ciudades y del extranjero sin costo para ellos, logrando que el acceso al servicio telefónico se distribuya uniformemente en todo el territorio nacional.

A partir del 4 de noviembre para llamadas locales a celulares se mantiene el 044 + el número celular. Aquí no hay cambio.

Para llamar de larga distancia desde un teléfono fijo hacia un celular, se deberá marcar 045 + el número celular (diez dígitos).

A su vez, para llamadas desde un celular se podrá seguir marcando diez dígitos. Es decir, tampoco hay cambio.

Por otro lado, quienes llamen desde el extranjero a un celular deberán marcar el prefijo de larga distancia que hoy utilizan, más la clave de país asignada a México, más el prefijo 1, y finalmente nuestro número celular; es decir, 521 + el número celular (diez dígitos).

Fuente: El Financiero, Rogelio Varela 

Opinión