Inicio Tecnología. La fusión de software y hardware inquieta a algunos clientes

La fusión de software y hardware inquieta a algunos clientes

La creciente disputa territorial entre nombres como Sun, IBM, HP, Microsoft y Oracle reduce sus opciones

El sorpresivo acuerdo para la compra de Sun Microsystems Inc. por parte de Oracle Corp. es la más reciente señal de que los pesos pesados de la tecnología están incursionando en el terreno de sus rivales, obligando a los clientes a lidiar con pocos proveedores y complicando las relaciones entre las empresas.

El acuerdo de Oracle por US$7.380 millones para comprar Sun lleva a la empresa de software a áreas en las que ha tenido una presencia relativamente pequeña. Al adquirir Sun, Oracle ingresa al campo de sistemas de servidores, lo que la pone en situación de competir con algunos de sus socios actuales como HewlettPackard Co. El acuerdo también amplía las ofertas de software de Oracle en áreas como los bancos de datos y la gestión de sistemas informáticos para las tareas administrativas de empresas, aumentando su rivalidad con empresas como Microsoft Corp. e International Business Machines Corp.

Este tipo de disputas territoriales está aumentando a medida que las empresas de tecnología intentan convertirse en firmas integrales que ofrecen tanto hardware como software y servicios. Están en juego las ventas en áreas que siguen creciendo, como la de centros de datos -las grandes salas que se ocupan de tareas internas-, la cual atraerá US$100.000 millones en gastos este año, según la firma de análisis IDC.

Sin embargo, las crecientes disputas territoriales están inquietando a algunos clientes corporativos, especialmente aquellos que gestionan centros de datos. Durante la última década, estos clientes han usado productos de varios proveedores. Ahora, a algunos les preocupa que la consolidación desestabilice sus sistemas y limite sus opciones.

La compra de Sun por parte de Oracle en particular amenaza con aislar a los usuarios de software de Sun, quienes en algunos casos han elegido los productos de esta empresa en lugar del software de Oracle. “Realmente no estoy contento”, afirmó Don McAskill, director de información del sitio para compartir fotos en línea SmugMug Inc. y un clientes de larga data de Sun. “Ni en un millón de años me vi como un cliente de Oracle, y ahora lo soy, de la noche a la mañana”. El ejecutivo agregó que, aunque no está en contra de Oracle, sus productos “siempre estuvieron más allá de nuestro alcance económico”.

Jeff Jalbert, presidente ejecutivo de JCC Consulting Inc., una empresa estadounidense que les instala a los clientes bancos de datos de Oracle en computadoras HP, afirmó que no le agrada la idea de comprar hardware de Oracle porque ésta ha sido tradicionalmente una empresa de software. “¿Por qué les compraría hardware?”, preguntó, y agregó que le gusta tener varios proveedores. “No quiero ser arrinconado por ninguno de los proveedores”.

La transacción se hace tras operaciones similares en los últimos meses por parte de otras firmas tecnológicas que buscan expandirse al sacarles ingresos a aliados de larga data, especialmente en momentos en que la recesión en Estados Unidos ha reducido el gasto en tecnología. Cisco Systems Inc., que se especializa en equipo de redes, anunció en enero su entrada al mercado informático para tareas administrativas. A la vez, HP elevó su inversión para construir equipos de redes propios. Eso ha perjudicado la relación entre las dos empresas.

HP y Dell Inc. no han hecho comentarios sobre cómo la compra de Sun por parte de Oracle cambiará su relación con la empresa de software. Una vocera de HP afirmó que los clientes de Oracle usan servidores de HP más que cualquier otra marca y agregó: “HP continuará suministrando a sus clientes software de Oracle”. Un vocero de Dell afirmó que Oracle es un “buen socio” y que las compañías tienen una relación de cooperación.

Neil Charney, director de la plataforma de aplicaciones de Microsoft y de herramientas para desarrolladores, señaló: “Los clientes deberían preguntarse a sí mismos si esto sumará más complejidad y costos a su entorno en momentos en que la industria pide más claridad y mayor valor por el precio pagado”.

Un vocero de IBM no quiso hacer comentarios.

Con Sun, la californiana Oracle se convertirá en el cuarto fabricante mundial de servidores blade, las máquinas compactas que representan el segmento de crecimiento más rápido en el mercado de la informática administrativa.

Fuente: The Wall Street Journal

Opinión