Inicio Tecnología. La salud de Steve Jobs podría afectar los resultados de Apple

La salud de Steve Jobs podría afectar los resultados de Apple

El hermético estilo de Apple parece estar alimentando la especulación sobre el estado de su presidente ejecutivo Steve Jobs y del destino de la firma tecnológica más valiosa sobre el planeta, tras las noticias de la tercera licencia médica de su visionario cofundador.

Apple prácticamente no informó sobre la condición de Jobs al anunciar el lunes su decisión de alejarse. El ejecutivo sólo dijo que tomará una licencia, “para que pueda enfocarme en mi salud”.

“Amo a Apple muchísimo y espero estar de vuelta tan pronto como pueda”, agregó Jobs, un sobreviviente de cáncer pancreático que tuvo un trasplante de hígado en el 2009.

Resultados eclipsados por noticia

Este martes, Apple dará a conocer sus resultados del último trimestre del 2010, en el que se esperan cifras de dos dígitos, por las ventas de iPhone y iPad, durantes las fiestas decembrinas.

De acuerdo con el Wall Street Journal, ambos productos, el iPhone y el iPad serán los impulsores de los resultados de la compañía, pese a ello también se esperan buenas cifras en las computadoras Mac, no obstante que el iPad ha comenzado a “canabalizar” las ventas de computadoras portátiles de otras compañías. El diseño del ultra-delgado Macbook Air habría ayudado a esta categoría.

Apple anunciará sus últimos resultados trimestrales el martes tras el cierre del mercado.

En promedio, Wall Street espera que la compañía informe ganancias de US$5,38 por acción, sobre los US$3,67 la acción del mismo período del año anterior.

Las ventas habrían subido un 55% a US$24.300 millones, según estimaciones de consenso de FactSet Research.

Los inversores han aceptado la afición de Apple por el misterio siempre y cuando las ganancias y nuevos dispositivos sigan llegando. Las acciones de Apple han estado subiendo durante gran parte de la década y es ahora la segunda mayor compañía de Estados Unidos por su valor de mercado.

Pero la falta de información dejada tras la decisión de Jobs podría terminar sirviendo como una cámara de eco de rumores y suposiciones en Silicon Valley y más allá.

Preocupación

El torbellino de rumores de la salud de Jobs primero se desencadenó en el verano del 2008, cuando el presidente ejecutivo de Apple se presentó en un evento de la compañía con una apariencia demacrada.

Mucho antes de que Apple admitiera la severidad de la enfermedad de Jobs, blogueros e importantes periódicos hicieron referencia a su apariencia. En ese momento, la compañía dijo que estaba luchando “con un virus común” y mas tarde calificó la salud de Jobs como un tema privado.

Roger Kay de Endpoint Technologies argumentó que la salud del presidente de Apple es sustancial para los inversores y se preguntó como la compañía había podido aplacar a la Comisión de Valores de Estados Unidos con sus divulgaciones anteriores.

“Podría decirse que no hay presidente ejecutivo más valioso para su compañía que Steve Jobs. En una situación donde precisamente es más sustancial, no tenemos ninguna información”, dijo.

Los expertos del gobierno corporativo han dicho que Apple no tiene necesariamente que revelar la condición médica. Pero algunos también han señalado que el caso Jobs representa parte de una área gris debido a su importancia para con la compañía.

Jobs es ampliamente considerado como uno de los mejores presidentes ejecutivos de los tiempos modernos.

“Apple es Steve y Steve es Apple”, dijo el analista Ashok Kumar de Rodman & Renshaw. “Es un fino equilibrio, hay que respetar su privacidad, pero claramente, desde la perspectiva de un inversor, es negativo”, agregó.

“Pero para que él se aleje de Apple de esta forma, debe tener algo de magnitud”, dijo.

Fuente: El Economista
 

Opinión