Inicio Articulos. La tecnología ahora se lleva puesta

La tecnología ahora se lleva puesta

La tecnología avanza a pasos cada vez más agigantados. En la actualidad, muchas personas se han fascinado con la idea de añadir a su vida diaria los nuevos gadgets que pueden ser objetos o prendas de uso diario. Expertos denominan esta tendencia wearable technology.

Esta nueva manera de vestir o los accesorios y prendas inteligentes tiene un punto en común con otros dispositivos móviles, como las tablets o los smartphones: están siempre junto al usuario.

smartwatch_3_peqEmpresas como Google con Glass, Nike con Fuelband, Sony con Personal Viewer o el SmartWatch 2, el reloj inteligente más avanzado hasta el momento, así como los rumores de relojes inteligentes por parte de Microsoft, Apple, Samsung y Google, las cosas podrían ponerse interesantes en unos meses.

Si bien los smartphones, con el uso de giroscopios, acelerómetros y GPS, brindan información, los gadgets para vestir prometen afinar aún más esos avances.

Así, los wearable gadgets se ponen en el centro del debate con la mira en la imaginación de los usuarios y en un mercado valorado en 1.5 mil millones de dólares en los próximos años, según la consultora Gartner.

De acuerdo con Mark Robston, responsable creativo de FrogDesign, una firma de diseño de de San Francisco con clientes habituales como Sony, Louis Vuitton, Apple o Disney,  la wearable technology lo cambiará todo: “nuestra forma de relacionarnos con el mundo y hacer actividades tan cotidianas como realizar una compra”.

“Los pagos a través de un smartphone requieren que el usuario desbloquee el teléfono, deslice el dedo para encontrar la app y a continuación inicie la función de pago. Pero un smartwatch podría ser diseñado para hacer una transacción al tocar en una terminal de pago”, añade el experto.

Por su parte, el presidente de la división de smartphones de Acer, ST Liew, aseguró que la compañía taiwanesa ya tiene la mira puesta en la tecnología vestible. “Todas las compañías de tecnología de consumo deberían estar fijándose en ella. Todavía no ha explotado como debería, pero es una oportunidad de mil millones de dólares para la industria”, afirmó.

Según Liew, el próximo año los consumidores verán los nuevos gadgets de Acer en dispositivos ‘vestibles’. 

El gigante de internet Google apostó por otro formato con sus Google Glass, que muestran al usuario una realidad mejorada con información en tiempo real relacionada con el contexto. 

Estos lentes de realidad aumentada permitirán realizar acciones como seguir un mapa, grabar video y hacer fotos, además de mostrar información de hora y temperatura, conectarse con amigos por videollamadas y compartir contenidos.

Existen dos formas de controlar los Glass: la primera es mediante la voz. Para activar este sistema se usa el comando “OK Glass“, tras lo cual aparece la pantalla. Luego, frases como “Take a picture” (Toma una fotografía) o “Record a video” (Graba un video) ponen a funcionar el dispositivo. También puedes utilizar el buscador de Google o pedir direcciones para llegar a algún sitio.

La otra forma de controlar el equipo es mediante un panel táctil en la parte derecha.

google_glass
Google Glass

 

La compañía de Mountain View también estaría apostando por un smartwatch, algo que ya se ha especulado desde algún tiempo y que hasta ahora no ha podido confirmarse. El reloj estaría diseñado para conectarse con un smartphone por medio de Bluetooth, ampliando la experiencia móvil a través del wearable computing.

 

La pulsera que te marca el paso

El año pasado, Nike lanzó su Fuel Band, una pulsera que realiza el seguimiento de los todos movimientos realizados a lo largo del día con el fin de motivar a las personas a llevar un estilo de vida más activo.

El usuario se propone un objetivo de actividad a realizar durante el día, y 20 luces LED en la pantalla de la pulsera van del rojo al verde a medida que el usuario se aproxima a su meta. Nike+Fuel Band mide cuatro métricas diferentes: tiempo, calorías, pasos y NikeFuel.

Esta última variable aumenta a partir de la actividad de la persona: cuanto más activa es, más NikeFuel obtiene. A diferencia del recuento de calorías que varía según el sexo y el tipo de cuerpo, la pulsera adjudica igual cantidad de puntos por la misma actividad, independientemente de la contextura física.

El dispositivo se sincroniza con el sitio web Nike+ a través de un puerto USB, o remotamente a través de la tecnología Bluetooth a una aplicación gratuita de iPhone, para registrar la actividad y hacer el  seguimiento del progreso de todos los días.

Nike FuelBand
Nike FuelBand

 

Otro dispositivo que sirve para monitorear la actividad deportiva es el Misfit Shine-Wireless Activity Tracker. Éste es un pequeño sensor que se puede usar en la ropa, el cual tiene un cuerpo de aluminio que es aproximadamente del tamaño de una moneda. Realiza un seguimiento a la hora caminar, nadar e incluso montar en bicicleta. Por si fuera poco, hay una luz LED que debe indicar qué tan cerca está el usuario de alcanzar su meta diaria. Incluso se puede controlar el progreso en una app diseñada para sistemas operativos iOS y Android.

Misfit Shine-Wireless Activity Tracker
Misfit Shine-Wireless Activity Tracker

 

Sony, pionera en tecnología ‘vestible’

Sony es uno de los fabricantes que no quiere perder participación en este emocionante mercado. De hecho, fue en 2010 cuando mostró al mundo el Personal 3D Viewer, un dispositivo para ver, de manera individual, los contenidos tridimensionales; sin embargo, hasta ese momento solo era un prototipo.

Hoy, este dispositivo es una realidad, y aunque Sony asegura que ya tiene pedidos para el sector profesional (como medicina, para poder realizar operaciones a distancia gracias a la telemedicina), son los jugadores y los cineastas los principales destinatarios de este producto. Según Sony, el Personal 3D Viewer no provoca, según Sony, el tradicional cansancio visual asociado al 3D, gracias a que tiene dos pantallas OLED individuales en alta definición, que permiten trasladar la sensación de estar ante una pantalla de 750 pulgadas situadas a 20 metros de distancia.

La compañía recalcó que el usuario tiene la experiencia de estar sentado a 3.65 metros de una pantalla de 150 pulgadas. Puede reproducir contenido en 2D y 3D, y además, los audífonos incorporados tienen sonido virtual surround sound de 5.1, con la tecnología Virtualsound de Sony.

Sony Personal 3D Viewer
Sony Personal 3D Viewer

 

Además de estos lentes, el fabricante japonés anunció hace algunos días el SmartWatch 2, un reloj inteligente con el que puedes acceder fácilmente a las notificaciones desde tu muñeca. También es posible leer tus mensajes de texto, recibir y hacer llamadas, revisar tus correos electrónicos o tus cuentas en Facebook, Twitter y otras redes sociales, ver el calendario e incluso controlar la música que deseas escuchar en tu teléfono móvil.

Este accesorio inalámbrico está diseñado para actuar como una segunda pantalla para los teléfonos Android, pero añade la tecnología de comunicación inalámbrica para una fácil sincronización entre el reloj y un teléfono o tablet.

El SmartWatch 2 ofrece beneficios únicos a sus usuarios. Combinando la forma y función dentro de un diseño elegante, sirve como un reloj multifuncional para prácticamente todas las acciones que realizas tradicionalmente desde la pantalla de tu teléfono inteligente, sin siquiera sacar el aparato del bolsillo.

 

El iWatch, uno de los más esperados

La expectativa en torno al lanzamiento de un reloj inteligente por parte de Apple ganó fuerza en febrero a partir de rumores en la prensa. Un ex empleado de la compañía, en declaraciones al periódico británico The Guardian, estimó que la compañía ya estaría realizando pruebas en un reloj de pulso dentro de sus instalaciones en Cupertino.

En ese mismo mes, el diario estadounidense Wall Street Journal citó a fuentes del mercado de tecnología para reforzar esas especulaciones.

A principios de marzo, la agencia Bloomberg, también sin revelar sus fuentes, afirmó que el iWatch llegaría al mercado hasta el final de 2013, y que tendría el sistema operativo iOS, en una versión rediseñada del sistema ya presente en el iPod nano. El dispositivo tendría una batería que dura dos días, de acuerdo con las pruebas. Concretamente, lo que existe es una petición de patente en Estados Unidos de lo que sería el iWatch de Apple.

 

MYO, un brazalete para controlar dispositivos

MYO es un brazalete que usa la actividad eléctrica de los músculos del brazo para controlar los dispositivos. Sus sensores miden la energía que corre por el brazo y detecta los gestos que se hacen con éste.

“El MYO puede detectar cambios que estén ocurriendo en cada dedo. Es capaz de rastrear la posición del brazo y la muñeca, y al mismo tiempo detectar movimientos sutiles, como rotaciones en cualquier dirección. Esto ocurre muy rápidamente, incluso antes de que el usuario termine de realizar el gesto”, aseguran sus creadores.

MYO
MYO

 

Oído y tacto interconectados

El O.R.B es dos anillo y auricular a la ves. Cuando se toca el aro se convierte de inmediato en un auricular, y viceversa. Se puede utilizar para hacer llamadas como un manos libres. Por ahora es una edición de lujo que cuenta con identificador de llamadas, mensajes de texto y recordatorios del calendario. En el anillo se puede visualizar un mensaje mostrando el identificador de llamadas o recordatorios de eventos, entre otras cosas.

O.R.B.
O.R.B.

 

El gadget mexicano

México no quiere quedarse atrás en este mercado, por lo que la empresa MACHINA, en alianza comercial con Telefónica Movistar, presentó recientemente su aportación a la wearable technology.

Se trata de una chamarra para músicos electrónicos que incorporan sensores y acelerómetros para que el sonido se coordine con los movimientos de la persona, esto a través de una conexión Wi-Fi a una computadora.

Los creadores del proyecto destacaron que uno de los diseños que se espera introducir con gran éxito en el país es la chamarra con controladores MIDI, ya que permitirá hacer música de una forma diferente e innovadora.

Como podemos ver, la tecnología ‘vestible’ ya está aquí, y promete convertirse en el próximo campo de batalla de los grandes fabricantes. Estos desarrollos tendrán importantes repercusiones en los hábitos de los usuarios, y seguramente serán, al igual que los smartphones, un elemento disruptivo en la vida cotidiana de las personas y las empresas.