Inicio Tecnología. La tecnología mejora el proceso electoral

La tecnología mejora el proceso electoral

La tecnología es una herramienta que puede provocar el cambio de paradigma en el ámbito electoral y ofrecer mayor agilidad en los procesos, así como un mejor control y mejores componentes de seguridad que en el método tradicional son imposibles. De esta manera, con los nuevos recursos tecnológicos se puede lograr más transparencia, efectividad productividad, según explicó Edgardo Torres Caballero, Director General de la empresa Scytl para Latinoamérica, Caribe y Portugal.

Scytl es un proveedor de soluciones tecnológicas que cubren todo el ciclo electoral: desde la planificación previa a la elección (capacitación, gestión de los candidatos que van a participar y registro de votantes), durante la elección (captura de voto ya sea en urnas electrónicas, en línea, presencial o remoto) y hasta la fase post-electoral (escrutinio de votos, auditoría del proceso electoral y el anuncio formal de ganador, junto con la certificación de candidatos electos).

Además, el especialista indica que las soluciones incluyen otros componentes de productividad del ente electoral para dejar de usar el papel y el método manual de conteo, así como un sistema de cifrado que permite mantener en secreto el voto y protegido de robo o alteraciones.

Sytel tiene 18 años de investigación y desarrollo en métodos criptográficos que sirven para el manejo seguro del voto. En la actualidad ha implementado módulos de esta tecnología en 16 países, entre ellos Suiza, Francia, Noruega, Estados Unidos y México. El especialista señala que México fue el primero en América Latina en utilizar el voto por internet para personas que viven en el extranjero de manera vinculante para seleccionar el jefe de Gobierno en la Ciudad; además, lo utiliza el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) para hacer las consultas presupuestarias o ciudadanas sobre los porcentajes de presupuesto para diversos proyectos que elijan las comunidades.

“Entre las ventajas de esta tecnología se encuentra la automatización del conteo de votos; en el método tradicional es imposible saber si fue bien contado, si la urna llega completa a su destino y no se cuenta con la garantía de que haya sido contada en su totalidad”, expresó Torres.

En el caso del voto electrónico, se le da al votante un número aleatorio con el cual puede verificar si su voto fue contado y de lo contrario la opción de votar de nuevo.

A diferencia del método tradicional, el voto electrónico está protegido; el ente electoral tiene una red cerrada donde sólo el votante accede el día que se llevan a cabo las elecciones, está protegida por firewalls y la información se descifra sólo en la mesa electoral.

“El sistema está probado y tiene los estándares para lograr la seguridad que se requiere. Usamos el concepto de trazabilidad, que permite saber qué pasó en cada momento del proceso y el viaje del voto; si al sistema se le altera da la información detecta qué, quién y cuándo hizo algo”, aseguró Torres.

 

Características tecnológicas

Scytl ofrece una solución que contiene una infraestructura de telecomunicaciones, temas de conectividad, procesamiento de información y almacenamiento; se puede ir paso a paso y digitalizar las actas, y su core son los centros de datos.

La herramienta cuenta con aplicaciones como ERP, que permite automatizar el proceso en un ambiente electoral. Para tal efecto, Scytl está certificada con ISO, además de que toma en cuenta la jurisdicción donde se opera para ofrecer los aspectos particulares. “Por ejemplo en Francia, Scytl pasó por un proceso exhaustivo de validación de la seguridad de sus sistemas por el propio gobierno”, expresó.

Entre sus planes futuros, Edgardo Torres expresó extender operaciones y proyectos a lo largo de la República. “Con el IFE tenemos pláticas para adoptar el voto en línea para los mexicanos viviendo en el exterior en elecciones futuras, así como en la coordinación de procesos electorales”.

“México está preparado, cuenta con todo a nivel de infraestructura tecnológica; dependiendo la solución que se requiera habrá estados con particularidades, pero es una herramienta que permite optimizar recursos”, finalizó.

Opinión