Inicio Tecnología. Actualidad. La Tercera Plataforma, una revolución en el ecosistema de TI

La Tercera Plataforma, una revolución en el ecosistema de TI

El sector de Tecnologías de la Información a nivel mundial protagoniza la más importante transformación en su historia. Ese cambio sin precedentes se ve impulsado por el ‘boom’ de los dispositivos móviles, los miles de millones de usuarios, así como las millones de aplicaciones que existen, y ninguna organización o sector quedará al margen de entrar en esta dinámica radical.

Las organizaciones definirán sus modelos de negocios con base en los beneficios que les otorga: el Cloud Computing, Big Data, Social Business y Mobility, herramientas que se entrelazan y que responden a la necesidad de hacer disponible la información empresarial en cualquier dispositivo, momento y lugar.

Sobre estos cuatro pilares que orientan la inversión de las empresas se afianza la llamada: la Tercera Plataforma, que representa una revolución en el ecosistema de TI, por lo que su adopción generará un impulso sin precedentes del sector.

La Tercera Plataforma es la siguiente fase de la evolución en TI y conducirá a un nuevo escenario de negocio, donde las oportunidades se darán en un contexto de innovación y colaboración.

 

La evolución tecnológica

La primera plataforma tecnológica nace durante los años 60, con los primeros sistemas informáticos utilizados entre grandes corporaciones y entidades gubernamentales para el procesamiento de información de manera centralizada: los mainframes.

Más tarde, en la década de los 80, con la aparición de la PC, surge la segunda plataforma tecnológica, haciendo la informática accesible no solo a empresas de menor tamaño, sino también a un mayor número de empleados que comienzan a procesar información de forma descentralizada y autónoma.

Actualmente, emerge una nueva plataforma gracias a la proliferación de dispositivos móviles que están democratizando el uso de las tecnologías de la información: cualquier empresa o consumidor puede acceder a la tecnología, lo que genera un inagotable número de aplicaciones, contenidos digitales y un crecimiento exponencial de la información, así como la demanda de almacenamiento de miles de trillones de datos.

La Tercera Plataforma se construye sobre la computación móvil, las redes sociales, los servicios en la nube y las tecnologías de análisis del Big Data, herramientas que están empezando a madurar y  requerirán nuevas capacidades o roles, muchos de los cuales aún no se inventan.

Para la consultora IDC, creadora del concepto, la próxima década será crucial, debido a que hay claros indicadores que el actual rol de gestión de la información evolucionará -en pocos años- a un grupo que incluye la gestión de la innovación, la inteligencia de la información, la experiencia de usuario y la presencia de negocios en un formato digital.

Según un reporte publicado por la empresa VMware, este proceso de transformación tiene como epicentro al centro de datos y la movilidad, que permite a las organizaciones contar con servicios basados en la nube, disponibles en diversas plataformas, mientras se automatizan procesos y se reducen los gastos en mantenimiento.

En este proceso, la virtualización también jugará un rol determinante al hacer posible conjugar la reducción de costos en los data center, con una mayor eficiencia y rendimiento de la infraestructura, para abarcar el almacenamiento, la red y el procesamiento.

 

Los cuatro pilares de la Tercera Plataforma

La movilidad es el catalizador de esta transformación, de ahí la urgencia de diseñar una estrategia para permitir a los empleados trabajar desde cualquier lugar, usando sus propios dispositivos para aumentar la productividad, potenciar el intercambio seguro de archivos sin presentar riesgos y mejorar la colaboración para los ejecutivos.

movilidadEsta nueva plataforma, es resultado de la convergencia de varias tecnologías:

  • En primer lugar, los servicios Cloud (o en la nube) que permiten la ubicuidad en el acceso de clientes y empleados, mediante redes de banda ancha, aplicaciones y contenidos.
  • En segundo lugar, el Big Data que brinda la capacidad de realizar análisis sobre grandes volúmenes de datos que se producen a gran velocidad o procedentes de diferentes fuentes.
  • Y, en último lugar, los medios sociales que, una vez integrados en los procesos de las empresas (Social Business), representan una verdadera revolución en cómo interactúan las compañías con sus clientes y empleados.

Estas herramientas se combinan entre sí para generar una nueva era de innovación, a través de soluciones adaptadas a cada sector o actividad.

Se espera que para el 2015, los requerimientos de  la La Tercera Plataforma llevarán al 60% de los CIO a usar una arquitectura empresarial como una herramienta de TI necesaria, pero solo el 40% la implementará efectivamente.

Para el 2016, se proyecta que el 80% del presupuesto para TI se destine a proveer servicios de integración y, en 2017, las inversiones para la transferencia hacia la Tercera Plataforma -desde TI hacia un negocio online–  requerirán que el 60% de los CIO reduzcan los costos de infraestructura y operaciones.

 

Retos de la migración

Entre los retos que enfrenta la migración a esta Tercera Plataforma destacan:

  1. La seguridad de los datos en la nube, el cumplimiento de la legislación, pero sobre todo, generar confianza en los usuarios.
  2. Garantizar  buenas comunicaciones, disponibilidad y rendimiento de los servicios de Cloud. La capacidad de integración de sistemas asegura la continuidad del negocio, así como avanzar en la estandarización de las soluciones a través de la escalabilidad y la personalización.
  3. Los CIO deberán estar preparados para este cambio y para hacer cosas nuevas. Cloud no es solo una forma de ahorrar costos sino de disponer de más tiempo para dedicarlo a proyectos de transformación; es de hecho una palanca para habilitar la innovación.

El trabajo de los CIO durante los próximos años será identificar, implantar y combinar estas cuatro fuerzas para transformar el negocio, y esto va a implicar cambios del propio departamento de sistemas.

 

La Federación de EMC

En mayo se realizó en Las Vegas el EMC World, donde se constituyó la Federación de EMC formada por EMC Information Infrastructure (EMC II), VMware y Pivotal, con la seguridad de RSA que brindará cobertura a las tres empresas.

El objetivo es unir tecnologías para reaccionar rápidamente, ante el cambiante mundo de las TI, pero mantendrán estrategias separadas cuando entren en competencia.

Ahí EMC presentó algunas soluciones, que equivalen al ‘Cloud Híbrido’, algo que el 63% de las empresas están dispuestas a  adoptar y que estarán disponibles en el segundo semestre de este año.

 Este modelo híbrido conlleva un centro de datos moderno -capaz no sólo de gestionar sino de almacenamiento definido por software-, lo que permite a los clientes ejecutar las aplicaciones empresariales tradicionales y de última generación de una manera sencilla y rentable.

Opinión