Inicio Web. La vida en un mundo conectado

La vida en un mundo conectado

¿Qué nos está haciendo internet? Trece años después de la invención del navegador de Red, ¿somos más inteligentes? ¿Creamos más riqueza? ¿O simplemente vemos más pornografía y recibimos más correo chatarra? ¿Qué tan importante es que el mundo esté cada vez más conectado?

Piense en ésta como la época del individuo con poder. Existe una red ubicua en la que todos los dispositivos son casi iguales, no importa quién sea su dueño, ya sea un adolescente o una gran compañía.

Todas las personas pueden, en teoría, ser un artista creativo y distribuir libremente trabajo a millones de personas. Eso es al mismo tiempo nuestro Renacimiento y nuestra Revolución Industrial.

La existencia de Google es un testamento al poder del individuo en la era conectada: una herramienta de investigación infinitamente mejor que la que tenía la corporación más grande hace 10 años. Pero hay otras herramientas que brindan poder, como Skype, que permite a cualquier persona llamar a cualquier parte gratis.

Con la Red ha llegado una desconcertante y creciente transparencia, y es más fácil que nunca entrar a cualquier negocio.

Ese nuevo poder se siente en la medicina, la educación y la política, así como en los negocios. Usted estaría loco si compra un auto en la actualidad sin primero usar los recursos de la Red. Algún día podríamos decir lo mismo sobre las visitas al consultorio del doctor.

En cuanto a la política, algunos de los usos más vanguardistas de la tecnología se pueden encontrar en lugares como Tanzania, donde los activistas trabajan en una nueva constitución, con el uso de un wiki. Eso es un software en línea al que cualquiera puede hacerle una contribución. La idea es que los ciudadanos puedan crear colectivamente un documento suficientemente convincente para obligar a los poderes políticos de la nación a responder.

Algunas industrias ya se tambalean. Con el 77 por ciento de los adultos estadounidenses en línea, en comparación con el 9 por ciento de hace una década, y con los adolescentes usando internet tres horas al día -casi la misma cantidad de tiempo que ven televisión-, la industria del entretenimiento está en proceso de transformación.

Michael Wolf, presidente de MTV Networks, dice: “La conectividad ha convertido a una generación de personas de televidentes pasivos en usuarios muy activos de las comunicaciones”.

Mucho de ese jovial entusiasmo está enfocado en la vida social. Lo que surgió como el más poderoso fenómeno en línea el año pasado fueron las redes sociales particularmente MySpace. Este sitio podría convertirse en el destino con mayor tráfico en el ciberespacio.

Ahora nos dirigimos a la siguiente etapa, cuando el poder de internet se extienda a los dispositivos móviles. Aunque 700 millones de personas están en línea a nivel mundial, eso no es nada en comparación con los 2 mil 100 millones de personas con teléfonos celulares.

Rich Templeton, director general de Texas Instruments, que hace los chips que son el corazón de la mayoría de los teléfonos celulares del mundo, predice que 4 mil millones de personas tendrán celulares para el 2010.

En un mundo más conectado, la gente sabe dónde se ubica en la jerarquía económica. Las personas pueden ver lo pobres que son en relación con otras, y cuánto más ricas son otras. Ahora las estrategias para crear mayor igualdad económica global ya no pueden ser ignoradas. Así es la vida en un mundo conectado.

Fuente: Reforma, Negocios, Por David Kirkpatrick

Opinión