Inicio Web. Las direcciones IP podrían terminarse a mitad del año

Las direcciones IP podrían terminarse a mitad del año

El problema haría que los usuarios tengan que compartir cada numeración, traduciéndose en que las aplicaciones no podrán distinguir cada conexión

Con el creciente incremento de conexiones a internet a través de móvile, el grupo encargado de organizar la red se está quedando sin direcciones IP disponibles para identificar los destinos del tráfico. El 8 de junio se viene una gran prueba para el sistema que reemplazará al actual.

La anunciada solución a este problema es cambiar a un protocolo llamado IPv6, que permite alojar millones de millones de direcciones de internet, mientras el protocolo actual, IPv4, provee apenas 4,000 millones aproximadamente.

“El enorme espacio de direcciones de internet se agotará en las próximas semanas”, dijo el ingeniero de Google Lorenzo Colitti, que dirige la transición del gigante grupo estadounidense al nuevo estándar.

“En cierto sentido, vamos a chocar contra una pared. Tenemos que hacer algo y la norma IPv6 es la única solución real de largo alcance”, agregó.

El espacio de direcciones es una reserva de direcciones IP, gestionada por la organización sin fines de lucro ICANN (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números), en los EEUU. La ICANN pidió cambiar a IPv6 desde hace años, pero los sitios web y los proveedores de servicios de internet se han aferrado al viejo protocolo.

“Uno de los motivos por el que nos hemos demorado tanto en cambiar es que no hay ventajas obvias para el protocolo IPv6”, dijo Colitti.

La cantidad de direcciones que puede albergar IPv6 es la astronómica cifra de 340 con 36 ceros, más que suficiente para asignar millones de millones de números IP, según el jefe de la ICANN, Rod Beckstrom.

Con cerca de 7.000 millones de personas en el planeta, el protocolo IPv4 no permite que todo el mundo tenga un aparato con su propia dirección IP.

Cuando las direcciones IPv4 distribuidas por la ICANN a los cinco centros regionales se hayan terminado, las computadoras y otros aparatos electrónicos podrían tener que empezar a compartirlas.

“Comenzarás a compartir (la dirección IP) con tus vecinos, lo que causará problemas porque las aplicaciones no podrán distinguirte”, dijo Colitti. “Si tu vecino termina en una lista negra, tú también lo harás”, agregó.

Fuente: El Mercurio

Opinión