Inicio Web. Limitan banda ancha

Limitan banda ancha

Por un retraso de 2 años en la entrada de la tecnología, falta de cobertura y altos precios, México es el País que menor penetración tiene en servicios de conexión de banda ancha de Latinoamérica, indicaron analistas.

De acuerdo con el primer estudio sobre conectividad en América Latina, Net Impact 2005, en el País, el 21 por ciento de las empresas continúan trabajando con el servicio tradicional de conexión por línea telefónica (dial up) a velocidades máximas de transmisión de 64 kilobits por segundo (kbps). El análisis fue realizado por la empresa Cisco y el Instituto de Conectividad de las Américas, donde se congregan 12 países del continente y organismos internacionales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

El promedio de conexiones dial up empresariales, en países como Argentina, Costa Rica, Colombia y Chile, representan 14 por ciento, y en Brasil es de 10 por ciento. En servicios de banda ancha, con velocidades promedio de 128 a 768 kbps, la penetración en las empresas mexicanas es de 54 por ciento contra el 71 por ciento de Brasil y 60 por ciento de los otros países en AL, precisa el documento.

Aunque por conexiones de alta velocidad (superiores a los mil 544 kbps) México posee la mayor penetración con 9 por ciento, contra el 8 por ciento de Brasil y el 7 por ciento en las otras naciones. Esto se debe a su cercanía con Estados Unidos y a que concentra un mayor número de empresas trasnacionales, destaca el informe. El retraso de México se debe a que Teléfonos de México detuvo por 2 años la entrada de los servicios de conectividad de banda ancha, a que sus precios aún son altos y su cobertura se concentra en las 3 principales ciudades, indicó el analista de Gartner, Juan Fernández.

En el 2003, el servicio inició su crecimiento exponencial por la entrada de las cableras, con el aumento de las velocidades de transmisión en servicios básicos de 256 a 512 kbps por una renta mensual por debajo de los 45 dólares, explicó Mariana García, analista de Select.

Fuente: REFORMA, 13 julio 2005

Opinión