Inicio Tecnología. Llega telefonía por internet

Llega telefonía por internet

Ofrecen compañías mexicanas llamadas desde la Red. La oferta abarca paquetes con servicios a celular, llamadas locales, larga distancia e internet

Para el 2010, el 25 por ciento de las llamadas en todo el mundo se realizarán a través del protocolo IP (Protocolo de Internet), de acuerdo con 3Com.

En México cada vez son más las empresas de telefonía que ofrecen paquetes de servicios al usuario residencial, que incluyen llamadas de larga distancia, locales, a celular y acceso a internet, a precios que oscilan entre los 699 y 899 pesos.

Entre los beneficios que ofrece la telefonía IP están el acceso a internet de banda ancha y llamadas al mismo tiempo, así como ahorros en llamadas de larga distancia nacional e internacional.

Sin embargo, y de acuerdo con especialistas, no todos los usuarios pueden ser clientes de telefonía IP, pues esto depende de sus necesidades de comunicación.

Por ejemplo, el paquete de telefonía IP, explicó Hugo Adrián Hernández, gerente de mercadotecnia Netvoice de Avantel, es provechoso para alguien que hace más de 100 llamadas locales, y que constantemente realiza llamadas nacionales e internacionales.

Alejandra Mendoza, consultora senior de mercado de IDC México, dijo que el servicio es atractivo para aquellos usuarios que utilicen de forma intensiva todas las funciones que ofrecen los paquetes.

“Si el usuario no tiene television por cable, utiliza el internet con el acceso a dial up, y sus llamadas son limitadas… no podrán ver los ahorros de la telefonía IP”, señaló.

Otras de las limitantes de la telefonía IP, dijo, es la zona de cobertura que tienen los proveedores, pues sólo tienen presencia en las principales ciudades del país.

Entérate

¡Cómo llaman!

El consumo promedio mensual por usuario en México es de 4.15 minutos de larga distancia nacional, 3.48 minutos de larga distancia internacional y 2.15 en telefonía móvil, de acuerdo con datos de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

Fuente: Reforma, Verónica Valencia

Opinión