Inicio Tecnología. Los gigantes del software incursionan en el mercado en línea

Los gigantes del software incursionan en el mercado en línea

La recesión los obliga a comenzar a ofrecer productos en un negocio con menores márgenes de ganancia

La recesión está obligando a pesos pesados de la tecnología como Oracle Corp., Hewlett-Packard Co. y SAP AG a incursionar con más ahínco en un negocio de bajos márgenes de ganancias que las empresas habían resistido: la venta de software en Internet.

En su empeño por reducir costos, muchas empresas han recurrido al software basado en la Web, que les ahorra el costo de tener que comprar o mantener costosas computadoras de respaldo. En su lugar, los programas funcionan en servidores de la empresa que provee el software al que se puede acceder a través de Internet. Eso ayuda a que el costo total de los sistemas pueda, en algunos casos, ser una cuarta parte del de los programas tradicionales de software, afirman analistas.

Gigantes tecnológicos como Oracle han rehusado entrar a este negocio porque es menos rentable y las ventas podrían afectar a las de sus productos tradicionales. También exige que los vendedores del software absorban gastos como la compra de hardware, que antes correspondían a los clientes. En septiembre, por ejemplo, el presidente ejecutivo de Oracle, Larry Ellison, declaró que las empresas de software en línea “no han descubierto cómo ganar dinero”.

Ahora, sin embargo, la compañía con sede en California, está desarrollando más de 10 programas de software en línea, incluyendo unos que monitorean a empleados y solicitantes de empleo, según fuentes al tanto. Oracle rechazó comentar al respecto para este artículo.

Entretanto, la alemana SAP dice que espera lanzar este año una herramienta de compras en línea y otras dos aplicaciones el año entrante. H-P dijo este mes que desarrollará versiones en línea de casi todos sus programas para empresas. Asimismo, Microsoft Corp. e International Business Machines Corp. (IBM) también han ingresado al mercado de programas online durante el último año.

El cambio es impulsado por consumidores que buscan recortar sus gastos tecnológicos durante la recesión. “Hay un costo total menor” con software en línea, dice Joanne Cummins, directora general de informática de la imprenta estadounidense Standard Register Co.

Cummins planea reemplazar este año un programa de Oracle con un producto basado en Internet. Argumenta que no quiere comprar y administrar el hardware necesario para respaldar el software tradicional y quiere evitar tener que comprar una versión nueva del programa cada varios años.

El cambio conlleva riesgos para los grandes vendedores del sector tecnológico. “Creo que las grandes potencias no van a poder cruzar el puente”, dice Bruce Cleveland, un inversionista de capital de riesgo de InterWest Partners que anteriormente administraba el negocio de software en línea para Siebel Systems. “No van a poder transformar sus modelos de negocios”.

La mayoría de los fabricantes de software están acostumbrados a registrar inmediatamente los ingresos por la venta de sus productos. Por ejemplo, el precio de lista del programa tradicional de Oracle para la administración de clientes en Estados Unidos es de US$3.750 por adelantado por cada persona de la compañía que lo usa, además de US$825 por usuario al año en gastos de soporte técnico, aunque la mayoría de las empresas recibe un descuento.

Con los programas en línea, los ingresos son contabilizados a lo largo de la duración del contrato, que suele ser de varios años. Uno de los pocos programas online que vende Oracle cuesta tan sólo US$70 por usuario al mes. Estos contratos por lo general no aportan ganancias en un principio dados los altos costos iniciales para instalar el programa a nuevos clientes, pero pueden ser rentables si el cliente mantiene el sistema por varios años.

Los grandes fabricantes de software recién están dando sus primeros pasos con los programas en línea, dicen los analistas. Pero mientras más programas basados en la Web vendan, más mermarán sus márgenes de ganancia. Oracle actualmente tiene un margen de utilidad de 24,6%. La compañía de software en línea Salesforce.com Inc., en cambio, tiene un margen neto de sólo 4,4%, aunque gasta un porcentaje superior de sus ingresos en marketing.

Cambiar de un negocio de software tradicional a uno en línea puede ser “muy perjudicial”, sostiene el jefe de software de H-P, Tom Hogan. “A los accionistas no les gusta y es un verdadero conflicto entre la estrategia comercial y la obligación fiduciaria”, afirma.

Algunas empresas más pequeñas que empezaron a vender productos en línea encontraron dificultades con el cambio. El fabricante de software Ariba Inc. registró varios trimestres no rentables cuando hizo el cambio en 2005 y vio cómo sus acciones caían por el piso. Se calcula que, en total, los programas en línea representan sólo US$9.500 millones de los US$284.000 millones que las empresas gastarán en software este año, según la firma de investigación IDC. Pero las ventas de software en línea crecen a un ritmo superior al 40% anual, en comparación con el 3,4% para todos los programas.

Fuente: The Wall Street Journal

Opinión