Inicio Tecnología. Los jugadores del Wi-Max

Los jugadores del Wi-Max

Telmex, Axtel, Unefon y MVS preparan sus cartas

Las tecnologías inalámbricas para la oferta de servicios de telecomunicaciones de alta velocidad, como en el caso de Wi-Max (Worldwide Interoperability for Microwave Access), parecen ser el siguiente gran paso tecnológico.

En México, empresas como Teléfonos de México (Telmex), Axtel, Unefon y MVS ya cuentan con algunas armas para participar en la siguiente fase de competencia.

El presidente de Intel Corporation, Craig Barrett, se ha referido a Wi-Max como la gran promesa que permitirá llevar servicios a zonas remotas, reducir costos, contar con amplios anchos de banda y altas velocidades, así como ampliar el rango de cobertura frente a tecnologías inalámbricas como Wi-Fi (Wireless Fidelity), entre otras muchas ventajas.

En México se estima que ya existen entre 600 y 700 hotspots, que son las zonas de aeropuertos, hoteles, librerías, cafés y restaurantes -en México algunos Sanborns y Vips lo ofrecen ya-, centros de convenciones y otros, en donde hay antenas para lograr una conexión inalámbrica de alta velocidad a Internet. El dueño de la mayor parte de los hotspots en México es Telmex.

Sin embargo, Wi-Fi tiene limitaciones de cobertura al alcanzar sólo entre 100 y 900 metros, es decir, el servicio de Internet está limitado a esa distancia.

Empero, Wi-Max puede tener un alcance de hasta 50 kilómetros, lo que implica que con una sola radio-base y pocas antenas es posible proporcionar transmisión de voz, datos e imagen de alta velocidad a toda una ciudad.

En México ya se ha definido que frecuencias del espectro radioeléctrico, en la banda de los 5.7 y 5.8 gigahertz sean de uso libre, es decir, que cualquier empresa o persona las pueda utilizar para transmitir señales. Lo anterior se logró luego de una fuerte lucha entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) con la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) y con la Comisión Federal de Competencia (CFC).

Hugo Riveroll, presidente de Telecomm & Strategic Marketing Consultants, explicó que a principios de 2007 ya se podrían ver en México las primeras ofertas de servicios mediante Wi-Max, para lo que ya se han certificado los primeros equipos este año.

Con lo anterior se prevé que firmas como Telmex, Unefon y Axtel ya estén preparando su salida al mercado al poseer frecuencias en las bandas de los 3.4 y 3.6 gigahertz, aptas para la transmisión de servicios mediante Wi-Max.

Asimismo MVS cuenta con frecuencias en la banda de los 2.5 y 2.6 gigahertz. Como las bandas de los 5.7 y 5.8 megahertz han sido definidas para uso libre, se espera que sean grupos empresariales los primeros beneficiados de las aplicaciones, aunque aún se espera una regulación específica, ya que deben existir reglas de operación y evitar interferencias.

Aún no se han definido fechas para observar las primeras redes comerciales en México, pero se estima que a principios de 2007 ya se podrían liberar servicios para laptops, hacia el 2008 para asistentes digitales personales (PDA, por sus siglas en inglés) y hacia 2009 para celulares.

Las redes Wi-Max pueden ser fijas o móviles, lo que implica que para las primeras es posible obtener acceso a los servicios con relativa movilidad; sin embargo, las segundas permitirían navegar en Internet aun estando en movimiento.

Otra banda adecuada para Wi-Max es la del rango 2.4 gigahertz y 2.483.5 megahertz, que está en espera de ser licitada, luego de que fue retirada a Midicel por no haber cubierto en tiempo el monto de la apuesta en licitación.

Servicios

La plataforma tecnológica Worldwide Interoperability for Microwave Access o Wi-Max, parece una oportunidad para facilitar la conducción de servicios de telecomunicaciones a regiones apartadas, con mayor facilidad, menos infraestructura, calidad, más velocidad y ancho de banda y, sobre todo, con menores costos.

Se espera que entre las primeras empresas mexicanas en liberar al mercado redes comerciales Wi-Max se encuentre Telmex, que posee frecuencias en la banda de los 3.5 gigahertz; y Unefon, empresa de la que siempre se ha destacado que uno de sus activos más importantes son sus frecuencias.

Fuente: El Financiero, José de Jesús Guadarrama H.
 

Opinión