Inicio Tecnología. Maxcom apuntala negocio a partir del Triple Play y sale a bolsa

Maxcom apuntala negocio a partir del Triple Play y sale a bolsa

En lo que significa para el mercado la segunda salida a bolsa de una firma de telecomunicaciones en poco más de dos años, Maxcom coloca acciones esta semana.

Luego de que para los expertos ha pasado lo peor para las bolsas con la crisis de las hipotecas subprime, esta semana saldrá a bolsa Maxcom en una operación que podría rebasar los 240 millones de dólares y que busca medir el interés de los inversionistas por un sector que está desregulándose a partir de la convergencia.

Como sabe, Maxcom Telecomunicaciones es una de las empresas que ha logrado sobrevivir a poco más de 11 años de la apertura del sector de la telefonía en nuestro país, el cual comenzó con los servicios de larga distancia.

La empresa que dirige René Sagastuy si bien se ha sometido a varias reestructuraciones financieras ha podido adecuar su modelo de negocios a partir de una nueva generación de servicios que tienen su base en Internet.

Los colocadores de las acciones de Maxcom serán Ixe Casa de Bolsa para el mercado mexicano, mientras que Morgan Stanley encabezará a los intermediarios en el extranjero y seguirán los pasos de la colocación hecha en días pasados por Empresas ICA que tuvo sobredemanda.

Maxcom es la primera firma de telecomunicaciones en incursionar en el negocio de la IPTV en el país, un negocio al que, como le digo, se le ve gran potencial al poder tener acceso a programación sobre demanda y para ese negocio ha invertido 40 millones de dólares.

El servicio de televisión sobre protocolo de Internet se ve como la tabla de salvación para que las telefónicas puedan conservar a sus clientes, máxime cuando las empresas de televisión por cable se erigen como competidores en servicios de voz, pero sobre todo implicará un cambio en la forma como las audiencias acceden a la programación de la pantalla chica.

La apuesta de la empresa que comanda René Sagastuy ha sido migrar de los servicios de telefonía tradicionales para ser un proveedor de Internet de alta velocidad y otros servicios de valor agregado, que son el futuro para la industria con el beneficio de poder ofrecer a los consumidores mejores precios.

Como le digo, la colocación de Maxcom vendrá a ser la segunda más reciente en el nicho de las telecomunicaciones, ya que en diciembre de 2005 por Axtel, que dirige Tomás Milmo, realizó una exitosa salida a bolsa.

Ambas empresas a partir de una influencia regional que se ha extendido a varias plazas importantes han podido cuajar una estrategia de negocios para competir con Telmex, que comanda Héctor Slim Seade, que también está interesado en difundir a sus clientes de Internet de banda ancha programación de televisión.

Para Maxcom luego del descalabro que le implicó competir a partir de servicios de larga distancia ahora es el momento de crecer a partir de lo que se conoce como el triple play, es decir, el uso de redes que se pensaron en sus inicios para transmitir voz y que ahora han expandido sus servicios con la transmisión de datos y video.

Una parte de la colocación accionaria de Maxcom se realizará en el extranjero, lo que elevará su visibilidad entre los inversionistas institucionales, aunque no se trata de una firma del todo desconocida para los fondos foráneos, al tener como socio a Bank of America.

El interés por las empresas de telecomunicaciones en el mercado bursátil ha venido en aumento por tratarse de un sector que está creciendo varias veces que la economía y porque tiene un alto potencial, dada la baja penetración que aún impera en México en los servicios de telefonía en el medio residencial.

Al cierre del año pasado Maxcom tenía unas 270 mil líneas de voz en las ciudades de México, Puebla, Querétaro y Toluca y los recursos que obtendrá del gran público inversionista le permitirá financiar su expansión hacia otras ciudades.

Y bueno, para los analistas el servicio de televisión sobre protocolo de Internet (IPTV) ayudará a las telefónicas a conservar a sus clientes, máxime cuando las empresas de televisión por cable se ven ahora como otro competidor en el servicio de telefonía, pero donde incluso los operadores podrían acceder a la venta de publicidad por Internet.

Fuente: El Financiero, Rogelio Varela, México 

Opinión