Inicio Tecnología. ¿Necesitamos un Plan para el Sector de las Telecomunicaciones?

¿Necesitamos un Plan para el Sector de las Telecomunicaciones?

Establecer a las Telecomunicaciones como una prioridad implica el reconocimiento de la importancia de sus servicios de manera transversal para la sociedad y la economía. Así, la conectividad que se deriva de este sector constituye un insumo esencial para la producción, inversión, empleo, comercio, etc. Por ello, debemos seguir en el empeño de ubicarlo en el centro de la arena académica, gubernamental, legislativa y de las políticas públicas.

El instrumento programático que representan las Acciones de Política Regulatoria 2011-2012, presentado por la COFETEL al inicio de la semana, logra una reapreciación integral de la Telecomunicaciones y las Tecnologías de la Información.

Cabe aquí preguntarnos si tiene vigencia el ejercicio de planeación sectorial y, si un sector tecnológico y competitivamente tan dinámico es susceptible de ser objeto de planeación. Es claro que la noción de planeación en el siglo XXI dista mucho de la “planificación” de la década de los años 30 del Plan Sexenal de Lázaro Cárdenas, de orientación más bien centralista y estatista. En su noción contemporánea, se trata de un diagnostico y un conjunto de reglas propicias para el desarrollo del sector y del país.

Así en el 2011, un plan o programa sectorial debe ser de manera importante un paquete de medidas anunciadas que den transparencia a las decisiones de los consumidores (personas, familias, empresas, etc.) y a la operación de los agentes que en él compiten. Es sentar las bases de operación, de manera anunciada con anticipación, para que los diferentes agentes del sector optimicen sus decisiones. Definitivamente no es un paquete de instrucciones para las acciones de dichos agentes. Y en ese sentido, el material presentado cumple con sumar claridad de las acciones públicas que en administraciones antepasadas se han caracterizado por su oscurantismo, además de su ya conocida captura regulatoria.

Las Acciones hoy y hacia adelante

Así, las Acciones de Política Pública Regulatoria 2011-2012 que presentó la Comisión Federal de Telecomunicaciones buscan plantear objetivos específicos para el mejor aprovechamiento del sector. Ahí se definieron cinco ejes temáticos principales dentro de las acciones a tomar.

En primer lugar se considera a la competencia como objetivo para mejorar del desempeño del sector. Un ancla reconocida y reiterada de palabra y acción para la promoción de la competencia efectiva es la interconexión, bandera enarbolada (afortunadamente!) por el Comisionado Gonzalo Martínez Pous. Los anuncios explícitos se dirigen ahí a una regulación que promuevan el otrogamiento de concesiones en el área de radiodifusión.

En segundo lugar, se enfatiza la convergencia y modernización tecnológica a través de la reducción de algunas restricciones existentes a la competencia, la adopción de nuevos estándares tecnológicos.

Respecto al tercero, el despliegue de infraestructura para mejorar la cobertura. Se busca plantear nuevas y mejores condiciones para el despliegue de infraestructura, aunado a la promoción de medidas que contribuyan a mejorar la cobertura de las telecomunicaciones en el país.

En cuarto lugar está mejorar la calidad y precio para los usuarios finales, es decir, uno de los objetivos más importantes para mejorar el bienestar de la población en su conjunto. Este punto es de suma importancia porque México es uno de los países más caros en los servicios de telecomunicaciones, además de que la calidad en el servicio es mala y no existen los medios eficientes para responsabilizar a los operadores por las fallas en el servicio.

Finalmente, y probablemente la única manera de alcanzar los objetivos planteados, se encuentra el fortalecimiento institucional. A través de instituciones sólidas que promuevan políticas eficientes es posible buscar la modernización administrativa y operativa, aumentar la capacidad institucional para reforzar las políticas planteadas y fomentar la transparencia, el acceso a la información y la rendición de cuentas en los diferentes organismos gubernamentales.

Todo suma

Si reiteramos la pregunta acerca de la conveniencia de contar con un instrumento programático desde el gobierno para su operación en el campo de las telecom, la respuesta es afirmativa. Más, como he dicho anteriormente, para seguir rompiendo la tradición oscurantista de políticas públicas que prevaleció en el sector en vidas antepasadas.

Con este plan de acción, el gobierno federal busca incluir las Telecomunicaciones como eje central del desarrollo económico, definir claramente su ámbito de acción y el conjunto de reglas claras que maximicen la eficiencia del sector. También es de suma importancia delimitar las acciones claras y concretas que deben tomar los actores involucrados en la toma de decisiones dentro de instituciones encargadas de ver el cumplimiento de las diferentes normas y disposiciones para así llevar al país a los niveles de desarrollo tan necesarios para los mexicanos.

Opinión