Inicio Tecnología. Nextel aún no podrá operar frecuencias de la licitación 21

Nextel aún no podrá operar frecuencias de la licitación 21

Ayer, un Tribunal en el DF debía resolver la única suspensión definitiva vigente que impide a Nextel el uso y explotación de las frecuencias de la banda de 1.7 GHz que obtuvo en la licitación 21

Nextel continúa imposibilitada para operar las frecuencias que obtuvo en la licitación 21 debido a que Grupo Iusacell interpuso un impedimento en contra de dos magistrados, situación que retrasa la resolución de la suspensión definitiva concedida a Iusacell en el 2010, informó Gonzalo Martínez Pous, comisionado de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

Explicó que será otro Tribunal Colegiado el que revise dicho impedimento. “Ojalá el Poder Judicial resuelva de inmediato el recurso interpuesto por la telefónica fue igual que el impedimento dictado en el Tribunal de Naucalpan y que tardó seis meses en resolverse”.

Gonzalo Martínez Pous, dijo al diario El Economista: “Ojalá se le dé la urgencia al tema, que se resuelva con tiempo y oportunidad. La suspensión concedida a Iusacell es ilegal y excesiva, como autoridad se tiene que respetar, pero retrasa la operación de las frecuencias por parte de Nextel”.

Ayer, el XVIII Tribunal Colegiado en Materia Administrativa en el Distrito Federal debía resolver la única suspensión definitiva vigente que impide a Nextel el uso y explotación de las frecuencias de la banda de 1.7 GHz que obtuvo en la licitación 21.

Sin embargo, posterior a que un tribunal federal desechara un recurso interpuesto por Iusacell con el que buscaba impedir que se resolviera con respecto a dicha suspensión, por la tarde se notificó del recurso de impedimento contra los magistrados.

En octubre del 2010 un juez de Distrito del Estado de México, en Toluca, otorgó una suspensión definitiva a Iusacell que impedía a Nextel operar las frecuencias obtenidas.

Dicha suspensión fue la primera suspensión definitiva que logró Iusacell en los más de 80 procedimientos legales que ha interpuesto ante diferentes jueces federales y locales en contra de la pasada licitación.

Proceso lento

El Comisionado comentó que en un proceso normal la revisión del impedimento por parte de otro Tribunal Colegiado deberá llevarse entre tres y cuatro semanas, aunque “en el caso de Naucalpan se retrasó por seis meses. Es lamentable que no se pueda acelerar esta resolución”.

En mayo pasado se resolvió en un juzgado de Naucalpan el impedimento que había para revisar la única suspensión que sigue vigente con respecto a la licitación 21, por lo que el Tribunal Colegiado podía entrar a resolver lo relativo a dicha suspensión; el juicio de Naucalpan llevaba en revisión desde noviembre del año pasado.

Fuente: El Economista

Opinión