Inicio Tecnología. No es redituable fabricar celulares en México

No es redituable fabricar celulares en México

Eliminación de aranceles a la importación de estos dispositivos afectó al sector

México perdió al menos 2,800 empleos debido al cierre de plantas productoras de teléfonos celulares como consecuencia de la eliminación de aranceles a la importación de esos aparatos por parte de las aduanas mexicanas y estadounidenses.

La empresa china Foxconn dejó de producir celulares en su planta de Ciudad Juárez, donde laboraban 6,800 empleados y de ellos reclutó sólo a 4,200 para dedicarse ahora a reparar teléfonos.

También la compañía coreana LG Electronics decidió cancelar la producción de celulares de su planta de Mexicali, donde trabajaban 200 personas.

Desde principios del 2009, el gobierno federal quitó el impuesto de 15% a la importación de estos equipos como parte de una política para desmantelar los aranceles a 6,500 diferentes productos en forma progresiva -del 2009 al 2013- lo que implica dejar exenta 65% de toda la tarifa arancelaria.

Francisco Uranga, vicepresidente corporativo para América Latina de Foxconn, dijo que el cierre de la planta de Ciudad Juárez ya se venía perfilando porque Estados Unidos eliminó primero los aranceles a los celulares, volviendo más competitivas las importaciones de terceros países.

Las dos caras de la moneda

En Guadalajara, la empresa estadounidense Jabil Global mantiene su plantilla laboral de 2,000 empleados para la producción de los teléfonos BlackBerry.

César Castro, gerente de Logística y Relaciones con el Gobierno de Jabil México, dijo que la baja de aranceles les afectó en cuanto a la importación del producto terminado, pero también les benefició con respecto a la importación de insumos y componentes para su ensamble en México.

“Hemos sabido tomar las ventajas que ofrece Guadalajara, como su mano de obra calificada, sus menores problemas de seguridad pública, el cluster que posee en la industria electrónica y la logística del país”, agregó Castro.

Jabil Global opera otra planta en Reynosa en la que repara Xbox para Microsoft, impresoras para HP y discos duros para Seagate Technology.

Las Xbox restauradas, que abarcan entre 60 y 70% de esas operaciones, sumaron exportaciones por 1,600 millones de dólares en el 2007, con un valor añadido de 15 por ciento.

La reparación de productos es un nuevo nicho en el que se están enfocando las empresas transnacionales en México.

Fuente: El Economista, México

Opinión