Inicio Tecnología. Nuevas tecnologías de almacenamiento reducen costos energéticos: IDC

Nuevas tecnologías de almacenamiento reducen costos energéticos: IDC

IDC está convencida de que la crisis económica cambió la actitud respecto a los productos de almacenamiento de datos

La migración hacia unidades de almacenamiento más péqueñas y el uso de discos SSD son algunas de las opciones clave que llevarán a reducciones importantes de los costos de electricidad y refrigeración en los próximos años. Al menos es lo que asegura la empresa de investigación de mercado IDC en un nuevo informe en el que se afirma que tecnologías de almacenamiento más eficientes deberían permitir que los costos de energía y refrigeración de los centros de datos se estabilizaran en 2014.

Una de las razones, según IDC, para este cambio, es la crisis económica. La firma de investigación de mercado asegura que la crisis de 2008 y 2009 modificó las actitudes y conductas de los directores de TI y de los fabricantes de sistemas, y que aceleró el interés y la adopción de estrategias de almacenamiento más eficientes.

Por el momento el mantenimiento de los costos pasa por migrar hacia unidades  de 2,5 pulgadas, más pequeños y que sustituyen a las de 3,5 pulgadas, la adopción de SSD y apostar por tecnologías que expriman la capacidad de almacenamiento, como la deduplicación o la compresión, lo que en general también reduce la factura.

El informe de IDC también asegura que los sistemas de almacenamiento de datos siguen siendo un área clave de inversión para CIOs y directores de TI porque sigue existiendo la presión de almacenar más datos. La diferencia es que ahora se buscan sistemas eficientes porque los presupuestos no han crecido. Además de sistemas de optimización, como la deduplicación antes mencionada, se presta especial interés en componentes que consuman menos energía y generen menos calor porque a largo plazo ofrecen importantes ahorros de costos en la factura eléctrica.

Clave en tecnologías de menor consumo de energía son las unidades serial AT, o SATA, que funcionan a 5.400rpm o 7.200rpm pero que tienen el doble de capacidad de almacenamiento que sus homólogos de alto rendimiento.

Fuente: ITespresso

Opinión