Inicio Tecnología. Pega crisis al impulso de WiMAX

Pega crisis al impulso de WiMAX

La crisis provocó que empresas como Nortel salieran del mercado y otras como Motorola redujeran su estrategia en el País

Las expectativas de crecimiento de los servicios de banda ancha, que se tenían por la entrada en el mercado del desarrollo de redes de cobertura amplia y alta velocidades (WiMax) han comenzado a reducirse en México.

Algunas de las razones son la baja penetración de su uso a nivel mundial, el estancamiento de las licitaciones nacionales y la salida de algunos fabricantes del mercado que desarrollaban esta tecnología.

La recesión económica hizo que los fabricantes de equipos para redes hicieran un alto en el camino para enfocarse en las soluciones rentables, por lo cual Nortel salió del mercado.

Además, empresas como Alvarion, líder mundial de estándares inalámbricos de tecnología WiMax, así como Motorola y Alcatel-Lucent, que están dando cobertura WiMax en Alemania y Francia, han reducido su estrategia para este servicio en México.

Karim Galib, director de Nortel, explicó que decidieron salir porque para continuar en el desarrollo de WiMax se requería mantener un monto fuerte de inversiones para el desarrollo de soluciones, y al hacer un estudio del mercado, se detectó que el volumen de la demanda no será el esperado.

“Vimos que WiMax se quedará como una tecnología para nichos muy específicos, incluso en los grandes proyectos que se anunciaron a nivel internacional en 2008, en varios casos se quedaron en su etapa de prueba”, detalló Galib.

En el caso de México, la situación se complica además por el retraso de casi 2 años en la asignación y subasta de frecuencias, describe José Garcés, analista de Select.

La banda que se planea licitar es la de 3.4 Ghz, que es una frecuencia para la cual no ha habido grandes aplicaciones, a comparación de la de la frecuencia 2.5, que es la que se ha desarrollado en Estados Unidos, explicó.

Mientras que los servicios de tercera generación (3G) de telefonía celular, ya son explotados por los operadores Telcel y Iusacell, que al cierre de 2008 sumaban 120 mil servicios con un crecimiento de 172 por ciento respecto al año anterior.

Axel Rosenberg, gerente de WiMax para México y Cono Norte de Intel, destacó que WiMax mantiene sus ventajas por ser una tecnología probada en 135 países y por no tener problemas por saturación de las redes.

Fuente: Reforma, México

Opinión