Inicio Tecnología. Piden eliminar barreras de la convergencia

Piden eliminar barreras de la convergencia

Representaciones industriales y autoridades coincidieron en la necesidad de eliminar barreras de entrada a nuevos jugadores, quitar restricciones y tratos discriminatorios e incluso desregular en aspectos como voz sobre IP, entre otros, para garantizar una sana competencia en la naciente industria de las convergencias.

Empresarios de la industria de televisión por cable, por ejemplo, demandaron el fortalecimiento de la competencia.

Alejandro Puente Córdoba, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones por Cable (Canitec), dijo que “el gobierno del presidente Felipe Calderón tiene la enorme responsabilidad de fortalecer la competencia en el sector” para lograr los objetivos de cobertura y convergencia, pero, añadió, el asunto central es la competencia, ya que sin ella “la convergencia no traerá todos los beneficios posibles a los usuarios finales y la limitada cobertura no servirá para reducir la brecha digital”.

María Teresa Carrillo, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, Telecomunicaciones e Informática, demandó “acciones que generen condiciones de una competencia ordenada”.

Rafael del Villar, subsecretario de comunicaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), dijo que se requieren mecanismos regulatorios que permitan superar el reto de incentivar la convergencia entre servicios móviles y fijos.

Agregó que es necesario garantizar una sana competencia en redes, contenidos y aplicaciones, por lo que se deben evitar restricciones de mercado que generan un trato discriminatorio y desplazan tanto a proveedores de banda ancha, por un lado, y, por el otro, a proveedores de aplicaciones y contenidos.

Por otro lado, informó que la SCT ya analiza adecuaciones regulatorias para incentivar la entrada de operadores de voz sobre IP.

Héctor Osuna, presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, dijo que el regulador deber ser vigilante de la industria pero también un promotor.

Fuente: El Financiero, México 

Opinión