Inicio Tecnología. Planean telefonía satelital masiva

Planean telefonía satelital masiva

Preparan dos empresas el lanzamiento de antenas espaciales para ofrecer cobertura en todo el territorio de Estados Unidos

Las enormes áreas poco pobladas de Estados Unidos que aún carecen de cobertura de telefonía celular podrían tener una opción interesante a partir del próximo año: celulares de apariencia común que se conectan a un satélite cuando no hay una antena de celular cerca.

En junio, un cohete tiene programado llevar al espacio al satélite comercial más grande hasta el momento. En órbita a 35 mil 400 kilómetros sobre la Tierra, el satélite desplegará una sombrilla de malla de oro de 18 metros de diámetro y la apuntará hacia Estados Unidos. Esa antena gigante permitirá que el satélite reciba señales de teléfonos no mucho más grandes que los celulares comunes.

Ese satélite, de la compañía TerreStar, será seguido el próximo año por dos similares de mayor tamaño, de SkyTerra Communications. La empresa señala que el costo de sus satélites es de mil 200 millones de dólares.

A primera vista, éstas parecen medidas audaces, particularmente si se toma en cuenta que el negocio de la telefonía satelital ha estado en problemas. Iridium y Globalstar, dos compañías con proyectos a gran escala para cobertura mundial de telefonía satelital, se declararon en bancarrota a principios de esta década.

Hay mucha competencia entre los teléfonos satelitales, aún cuando es un mercado de nicho. Iridium y Globalstar continúan operando, proporcionando comunicaciones de último recurso para el Ejército, guardias forestales y otros que pueden darse el lujo de comprar voluminosos teléfonos especiales a un costo de mil dólares o más. Inmarsat ofrece una tercera alternativa.

Aun así, SkyTerra y TerreStar dicen que sus nuevos satélites, combinados con avances en la tecnología de chips, pueden introducir a los “satphones” al mercado masivo.

Los primeros teléfonos satelitales de TerreStar costarían alrededor de 700 dólares, señaló Jeff Epstein, director ejecutivo de TerreStar. En una reciente feria de la industria, la compañía exhibió un prototipo fabricado por la pequeña empresa finlandesa Elektrobit. Cuenta con un teclado estilo QWERTY y maneja el software Windows Mobile, lo que lo hace similar a muchos teléfonos estilo BlackBerry, aunque un poco más grueso. A diferencia de los teléfonos de Iridium y Globalstar, no tiene una antena que sobresale.

“De este modo, uno sustituye su BlackBerry con ese aparato”, comentó Epstein.

Ambas compañías indican que llamar vía satélite costará menos de un dólar por minuto, el precio aproximado de las llamadas de Iridium. Además, TerreStar también tiene un acuerdo con AT&T Inc. para proporcionar el servicio de roaming para las llamadas que no pasen por el satélite, y espera que el sistema satelital y el terrestre combinados estén operando para fines de este año.

Sin embargo, ni TerreStar ni SkyTerra tendrán la cobertura global de Iridium. Los teléfonos sólo funcionarán en América del Norte. Tampoco escaparán a una importante limitación de los teléfonos satelitales: los aparatos necesitan estar a la vista del satélite. En otras palabras, el servicio satelital sólo funcionará al aire libre, y una colina, un árbol o un edificio que se interpongan con el cielo podrían ser un problema.

Fuente: Reforma, México

Opinión