Inicio Tecnología. Prevé Telmex servicio de video en este año

Prevé Telmex servicio de video en este año

Telmex llamó a las autoridades de telecomunicaciones a agilizar los procesos para poder eliminar la prohibición expresa de su título de concesión y comenzar a prestar el servicio de video.

“Pedimos que nos den permiso de dar video y esperamos pueda ser este año”, dijo el director de Alianzas Estratégicas, Comunicación y Relaciones Institucionales de la empresa, Arturo Elías Ayub.

Entrevistado por El Economista, el ejecutivo aseguró que de prologarse este proceso, el perjudicado será el usuario, quien tiene menos opciones de servicio”.

Agregó que, el que haya menos operadores en el mercado que ofrezcan los servicios de voz, video y datos, es una acción que repercute en detrimento de la competencia en dichos sectores.

Teléfonos de México aseguró estar “en condiciones de dar todos los servicios del triple play” (voz, video y datos), pero enfrenta “el retraso regulatorio”. Al respecto, el directivo comentó que Telmex “está a la espera de la definición de las reglas de interconexión y portabilidad” por parte de la Cofetel, para cumplir con las condicionantes que establece el Acuerdo de Convergencia.

Lo anterior, con la finalidad de que se modifique el título de concesión de la empresa, ya que Telmex es la única operadora de telefonía fija en México que tiene como limitante la prestación del servicio de televisión.

En el negocio de la distribución y comercialización de imágenes, dijo, analizarían la posibilidad de acercarse “no sólo con Televisa, sino también con Tv Azteca, Proyecto 40, e incluso con productores de contenidos extranjeros”. El directivo se mostró inconforme con la resolución de la Comisión Federal de Competencia en el sentido de que se vigilará que Telmex no participe en las próximas licitaciones para nuevas tecnologías como en el caso de WiMax.
“Limitarnos tecnológicamente va en contra del beneficio de los usuarios. Sería injusto que haya trato inequitativo en las nuevas tecnologías”, sentenció. 

Fuente: El Economista, México

Opinión