Inicio Tecnología. Previenen muertes maternas y complicaciones del embarazo con inteligencia artificial

Previenen muertes maternas y complicaciones del embarazo con inteligencia artificial

LUZI es un sistema de control prenatal que utiliza inteligencia artificial para llevar un seguimiento diario del estado de salud de las mujeres embarazadas y con ello prevenir riesgos

Previenen muertes maternas y complicaciones del embarazo con inteligencia artificial
Previenen muertes maternas y complicaciones del embarazo con inteligencia artificial

En México se registran unas 722 muertes materno-infantiles al año, debido a que muchas mujeres no tienen acceso a los recursos de salud necesarios para llevar a cabo un embarazo seguro y sin complicaciones.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada día mueren alrededor de 830 mujeres en todo el mundo debido a complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto.

Este problema se acentúa principalmente en las comunidades aisladas con difícil acceso a servicios médicos, especialmente en las zonas montañosas y la Costa Chica del Estado de Guerrero, donde se reportan al menos tres muertes cada mes.

Para atender de una manera más efectiva y mediante el aprovechamiento de las tecnologías de comunicación y la inteligencia artificial (IA), se creó la herramienta LUZI, un sistema de control prenatal que permite llevar un seguimiento diario del estado de salud de las mujeres embarazadas y con ello prevenir riesgos.

LUZI, desarrollada por un grupo de doctores, profesores y alumnos de la Universidad Autónoma del Estado de Guerrero, es una combinación de hardware y software que va aprendiendo con cada usuario y que contribuye a reducir las muertes maternas y emergencias obstétricas.

Según explica su directora general, Andrea Sarabia, la preeclampsia es uno de los principales problemas que presentan las mujeres embarazadas, además de que generalmente las parteras no saben cómo tratar este tipo de complicaciones que ponen en riesgo la vida de los pacientes.

 

¿Cómo funciona?

La aplicación LUZI, que se instala en un teléfono inteligente, se sincroniza con un hardware desarrollado por la startup especializada en dispositivos médicos Catrina Softec, en el cual el paciente introduce la mano, y en menos de un minuto mide nueve signos vitales con el uso de sensores.

La herramienta puede identificar un problema en el momento de su aparición, ya que mide la respiración, glucosa, presión arterial, temperatura, prueba general de orina, contracciones, frecuencia cardíaca de la madre y el feto.

Después, esta información es integrada con IBM Watson para entregar un ‘semáforo obstétrico’, fetal y un prediagnóstico. Si se detecta una emergencia, el sistema envía alarmas al médico responsable, al hospital y a los familiares.

Los especialistas aclaran que LUZI no sustituye a la consulta presencial del médico, sólo es una ayuda para el monitoreo regular durante el embarazo.

Actualmente existen dos dispositivos ya en funcionamiento y se espera desplegar un primer lote de 500 equipos para el próximo año.

Las parteras también reciben cursos de capacitación, pues la mayoría de ellas sólo cuenta con conocimientos empíricos, y cuando se presentan complicaciones por la glucosa o la presión alta, por ejemplo, no saben cómo atenderlas.

‘La idea inicial para la adopción del sistema es que esté en el sistema de salud; vamos a entrar al sector de gobierno y que esté los hospitales de la Secretaría de Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social’, explica Martha González, directora de IBM Watson Latam.

Se busca que ‘los encargados se familiaricen con él; una vez probado en hospitales nos vamos a las comunidades con las parteras, con las promotoras comunitarias’, con el propósito también de ‘bajar recursos con los presidentes municipales’, agrega.

La idea es instalarlos posteriormente en farmacias, centros comerciales, terminales de autobuses y como producto final, que lo tenga cada usuario.

‘Si un médico te checa de mes a mes, LUZI te puede checar durante todos esos días para darle datos al médico si hay alguna complicación’, detalla González.

Parte del equipo de IBM y LUZI durante al presentación de la herramienta
Dr. Miguel González, Presidente Sociedad Mexicana de Inteligencia Artificial; Karla Herrejón, CEO Catrina Softec; Lic. Yadín Rodríguez, CTO LUZI; Dra. Andrea Sarabia, CEO LUZI; Martha González, Directora IBM Watson para Latinoamérica; Dr. Marco Ruiz, CSO LUZI; Dra. Cindy Tabares, Ginecóloga especialista LUZI

La inteligencia artificial no es ciencia ficción

En opinión de Martha González, ‘todos ya estamos de alguna manera interactuando con la inteligencia artificial’.

La especialista asegura que la IA ‘no se hace sola ni nos suple, no es una caja blanca con ojos que piensa sola; le damos entrenamiento y así se adapta y aprende de las respuestas para mejorar su efectividad, de otra forma no sería útil’.

‘La inteligencia artificial es un conjunto de capacidades; como un Lego que se va armando según nuestro objetivo final. Es la capacidad de ligar datos estructurados y no estructurados para dar nuevos insights’.

Además, agrega González, la inteligencia artificial necesita el conocimiento de los profesionales para convertirse en la base de la expansión hacia muchas más personas.

‘No hay que tenerle miedo’, dice la directora de Watson, pues ‘por cada trabajo desaparecido a causa de la IA aparecen tres nuevos’, y un ejemplo de ello son las nuevas profesiones que se están creando, como los curadores, científicos de datos y especialistas en neurolingüística.

‘La inteligencia artificial no es exclusiva de nadie’, concluye Martha González.

Opinión