Inicio Tecnología. Price cap de Telmex, no bajarán las tarifas

Price cap de Telmex, no bajarán las tarifas

Se espera que ahora sí en los próximos días la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), que preside Héctor Osuna, dé a conocer su decisión en torno al llamado price cap, la revisión del Sistema de Precios Tope (SPT) que cobra Teléfonos de México (Telmex) y que de acuerdo con su título de concesión, se debe revisar cada cuatro años. El SPT aplica sobre una canasta de servicios básicos controlados de Telmex, tanto en telefonía residencial como
comercial y que abarcan desde el cargo de instalación por línea, el servicio local medido y desde luego las tarifas de larga distancia nacional e internacional.

Es tan relevante la revisión del SPT, que se considera como una de las decisiones más importantes que adoptará la Cofetel en este sexenio en el sector de telefonía y desde luego con el triple play o Convergencia Tecnológica a la
vuelta de la esquina, afectará hoy no sólo a los competidores de Telmex en local y larga distancia, sino también a las empresas de televisión por cable que ofrecen ya servicios de telefonía.

La fecha límite para fijar el price cap venció el 31 de diciembre, pero desde un principio Osuna reconoció que no había forma de llegar a un acuerdo con Telmex, que dirige Héctor Slim, por lo que se optó por nombrar a tres peritos
internacionales para que presentaran su propuesta.

Lo que trascendió es que a pesar de que Telmex no entregó toda la documentación que exigieron los peritos, la Cofetel decidirá exactamente la que quería Telmex, es decir, que las tarifas no bajen en términos nominales por lo que se mantendrán, como ya lo anunció la empresa, sin incrementos. Lo que no es una concesión para Telmex, sino su obligación.

Telmex logró que no se modifique el factor de ajuste o productividad ligada a la inflación, que es la tasa en la que deben disminuir las tarifas en términos reales. En la primera revisión en 1998 se estableció un factor de 4.5% que
disminuyó a 3.0% en el 2002, lo que favoreció a la telefónica porque la inflación en los últimos cuatro años ha sido mayor a 3.0% por lo que no se ha realizado ningún ajuste.

El tema es polémico por la queja generalizada sobre las altas tarifas de Telmex en términos internacionales, que es una desventaja competitiva de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Mientras que Chile y Brasil bajaron sus tarifas tope en el 2004 y 2005, en México se han mantenido sin cambios y los únicos contentos son los concesionarios de telefonía fija por la mayor competencia que les representaría una baja generalizada en tarifas.

Fuente: El Economista, Maricarmen Cortés 

Opinión