Inicio Web. ¿Qué le depara el 2007 a internet?

¿Qué le depara el 2007 a internet?

En el pasado 2006 los grandes sucesos fueron sin duda YouTube y MySpace

 
Terminó el año de la segunda euforia por internet. Año en que Google pagó mil 650 millones de dólares por YouTube, página de videos aficionados, a menos de 12 meses de que fuera lanzada; cuando MySpace atrajo más visitas a sus páginas en EU que Yahoo!; Wikipedia, la enciclopedia en línea escrita por voluntarios, se convirtió en uno de los 10 sitios más visitados en internet y la revista Time nombró a “tú” (en nombre de todos aquellos que utilizan sitios web para expresarse) como la “persona del año”.

Este nuevo año será para encontrar el nuevo sitio en internet capaz de atraer a una audiencia masiva mediante el llamado “contenido generado por el usuario”, y para detectar la próxima tendencia que dará forma al modo en que millones de personas utilizan los medios en línea.

Tratar de pronosticar qué será lo próximo en surgir de este experimento masivo sobre el comportamiento social en línea resulta un albur. Aunque compañías como Yahoo! han comenzado a contratar a antropólogos para ayudarse a diseñar sus servicios en internet, crear un sitio exitoso en internet, dirigido a los consumidores, sigue siendo como tratar de atrapar un rayo de luz en una botella.

No obstante, al menos es posible identificar las fuerzas principales que le dan forma al comportamiento del usuario en la red y de dónde surgirá el próximo gran invento.

Es probable que el año próximo se destaquen tres fuerzas en particular y determinen el próximo capítulo de esta historia de evolución.

Una es la convergencia en internet del contenido generado por el usuario y el contenido profesional. Sitios como MySpace y You Tube están apostando para convertirse en ramas de distribución de los medios tradicionales —para vender música digital entre sus florecientes audiencias, por ejemplo, o para exhibir programas de televisión.

“El contenido profesional fusionado al contenido generado por el usuario será un tema importante en 2007”, afirmó Richard Rosenblatt, ex presidente de MySpace. Su nueva compañía, Demand Media, puso 200 millones de dólares tras de la idea de que la gente querrá construir “canales” personales en la red, donde pueda mezclar material profesional y aficionado.

La convergencia entre medios generados por el usuario y medios tradicionales podría ir mucho más allá. Max Levchin, fundador de Slide, un sitio para crear presentaciones en diapositivas son fotografías personales, pronosticó que las compañías de medios tradicionales pronto comenzarán a “separar” sus productos y a licenciar algunos elementos para que puedan combinarse con contenido generado por el usuario.

En un nivel básico, esto probablemente podría implicar, por ejemplo, que una compañía como Walt Disney otorgue licencias para utilizar sus personajes en marcos de fotografías digitales para presentar tomas de la familia en línea. Otras formas más avanzadas podrían permitirle a los usuarios de internet incluir partes de películas en sus videos caseros o añadirse ellos mismos como personajes de sus programas de televisión favoritos.

“El próximo año el contenido generado por el usuario combinado con el contenido profesional estará fuera de control”, aseguró Levchin.

Exactamente cuándo y cómo llegará esta convergencia de contenidos profesional y amateur es difícil de pronosticar. Mucho depende de la rapidez con la que los dueños de los derechos de autor se sientan cómodos con dar licencias de sus productos de forma digital, ya sean completas o en partes. Podría originar nuevos modos de consumo de todo tipo de medios en línea. Como YouTube lo demostró, no hay ninguna razón por la que sitios poco conocidos no puedan dar con la fórmula exacta para el estrellato en la siguiente fase de esta revolución.

Una segunda convergencia que podría ofrecer terreno fértil para la próxima manía por el contenido de internet generado por el usuario es la que está comenzando a unir los mundos del internet y los videojuegos. El resultado: mundos virtuales como Second Life, donde los usuarios son representados por personajes de ficción o avatares.

Esto es en parte sólo un producto de una “carrera de armas” entre sitios web que tratan de construir sus propias comunidades en línea, señaló Levchin. Con demasiados sitios compitiendo por atención, aquellos con los mejores gráficos tridimensionales serán los que sobresalgan.

Sin embargo, también representa una variación del furor de las interconexiones sociales. Aparecer con el aspecto de un avatar genera distintos modos de comportamiento en línea, señaló Geoff Yang, inversionista privado quien apoyó a MySpace en sus principios y quien actualmente está invirtiendo en el mundo virtual Gaia. A diferencia de MySpace, “donde se habla del mundo real, esto es un juego de rol de fantasía, o un Disneylandia”, dijo.

Es muy pronto para pronosticar si alguno de los mundos virtuales se convertirá en un verdadero éxito masivo. A pesar de la reciente promoción exagerada de los medios, la base activa de usuarios de Second Life es todavía muy pequeña y ha presentado algunos problemas.

Una tercera forma de convergencia que podría ayudar a determinar a los ganadores de la siguiente fase de la evolución en la red es la del internet y la televisión.

Hasta ahora el internet ha funcionado bastante bien sin la televisión y este año YouTube de mostró que el video, al menos en formato corto, puede prosperar en la computadora personal.

Sin embargo, al tiempo que los contenidos de medios y las gráficas estilo videojuegos comienzan a jugar un papel cada vez mayor en la experiencia web, el acceso a la pantalla de televisión se podría convertir en un fenómeno.

Asi mismo, los medios tecnológicos para llevar los medios generados por internet directo a su hogar pronto podrían estar al alcance de todos.

Fuente: El Universal

Opinión