Inicio Tecnología. Quiere Televisa comprar más firmas de tv por cable

Quiere Televisa comprar más firmas de tv por cable

Este miércoles, la televisora que encabeza Emilio Azcárraga Jean, informó a la CFC que invirtió 258 millones de dólares en obligaciones convertibles en 99.99% del capital social de Alvafig, la tenedora de 49% de Cablemás, el segundo operador de televisión por cable más importante del país, con el propósito de obtener la autorización para llevar a cabo la operación

A unos días de que la Comisión Federal de Competencia (CFC) resuelva sobre la autorización para que Televisa compre al operador regiomontano de cable, Televisión Internacional (TVI), la compañía ya intenta obtener una segunda aprobación de esta instancia para concretar una operación financiera que la podría convertir en la propietaria de 49% de las acciones de Cablemás.

Este miércoles, la televisora que encabeza Emilio Azcárraga Jean, informó a la CFC que invirtió 258 millones de dólares en obligaciones convertibles en 99.99% del capital social de Alvafig, la tenedora de 49% de Cablemás, el segundo operador de televisión por cable más importante del país, con el propósito de obtener la autorización para llevar a cabo la operación.

Televisa tiene que cumplir con ciertas condiciones impuestas por la CFC para que pueda adquirir a otros concesionarios de cable, con el fin de evitar prácticas monopólicas motivadas por su participación en términos de contenidos y en el mercado publicitario, dijo recientemente Eduardo Pérez Motta, presidente del organismo que vigila la sana competencia en México.

Alfonso de Angoitia, vicepresidente ejecutivo de Televisa, dijo ayer en una teleconferencia con analistas bursátiles que buscarán posicionarse en el mercado de los servicios triple play -voz, video y acceso a internet- de acuerdo con la velocidad en que se mueva este naciente mercado.

De obtener ambos permisos Televisa se convertiría en el primer operador de televisión por cable en México con una base de más de 1.3 millones de clientes, es decir, una tercera parte del mercado total, según estimaciones de la propia industria. Alcanzar este lugar significaría inversiones superiores a 320 millones de dólares.

Además, Televisa tendría importante presencia en PCTV (Productora y Comercializadora de Televisión), empresa encargada de la compra de las señales de televisión para distribuirlas entre los operadores.

De acuerdo con Merill Lynch, por ahora permanece la incertidumbre de si las autoridades antimonopolio permitirán a Televisa convertirse en el operador dominante tanto del mercado de la televisión por cable y de satélite en México, pues actualmente Sky es el único operador en el segmento satelital.

Esta correduría indicó que en la operación de Cablemás, la televisora acudió a la figura financiera de los instrumentos convertibles en acciones con el fin de evitar el tema regulatorio, pues solo podría cambiarlas por acciones si la CFC lo autoriza.

En tanto, Deutsche Bank aumentó su precio objetivo para las acciones de Televisa como resultado del anuncio de sus inversiones en Cablemás.

Otros analistas consultados comentaron que en caso de que la CFC no autorice a Televisa convertirse en accionista de Cablemás tendrá que conformarse con ganar un interés de 8% por año por los bonos de la empresa de televisión por cable.

Sin embargo, consideraron, esta no es una estrategia muy prudente y lo mejor sería que la televisora negocie con las autoridades regulatorias para llegar a un acuerdo que el permita llevar un plan real de consolidación en el mercado del cable.

En el caso de la autorización para adquirir al operador norteño TVI, por cerca de 68 millones de dólares, la CFC emitió una resolución preliminar en la que condicionó esta compra a diversas obligaciones, como por ejemplo, la desincorporación de su participación en el servicio que proporciona SKY en la zona geográfica donde opera TVI a través de un mecanismo que garantice la permanencia y la viabilidad de SKY como competidor en estas localidades y que los accionistas no participen directa o indirectamente como socios en PCTV.

Otros de los candados fueron que Televisa o cualquiera de sus filiales, incluyendo a la propia TVI, ofrezcan de manera no discriminatoria todos sus canales de televisión abierta a cualquier concesionario o permisionario del audio o video restringidos en estas regiones y que la televisora deberá transmitir todos los canales de televisión abierta disponibles cuando los emisores así lo soliciten.

Sin embargo, estas limitantes no convencieron a la televisora y envió un recurso de reconsideración a la CFC la cual dio trámite y emitirá en los siguientes días su resolución final donde se espera que mantenga una serie de condiciones.

Fuente: El Universal, México

Opinión