Inicio Tecnología. Rechazan cableros nueva marcación telefónica

Rechazan cableros nueva marcación telefónica

Significaría costos adicionales, argumentan

El proyecto para la marcación de telefonía fija a diez dígitos ha generado posiciones encontradas entre los operadores de servicios de telefonía y la industria de televisión por cable, debido a las inversiones adicionales que implicaría aplicar el nuevo esquema.

Las empresas afiliadas a la Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones por Cable (Canitec) manifestaron su rechazo a la marcación de diez dígitos, ya que ese esquema significaría costos adicionales tanto para las compañías como para los usuarios.

La Canitec indicó que la eliminación de los prefijos de larga distancia, así como el “044” y “045” para servicios móviles, requiere necesariamente de ajustes en los sistemas actuales de los prestadores de servicio, mismos que implican inversión y gasto.

A través de una opinión emitida a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) sobre el anteproyecto para la nueva marcación, la Canitec expuso que los concesionarios también tendrían que cubrir costos adicionales en la campaña de información para los usuarios, en caso de que adoptaran el esquema.

“La SCT (Secretaría de Comunicaciones y Transportes) tiene pleno conocimiento y reconoce que es necesario realizar adecuaciones en los sistemas de los prestadores de servicio, que aunque dichas adecuaciones sean gratuitas para los usuarios, tienen un costo para el prestador de servicios”, refirió.

Añadió que el sector también tendría un impacto por concepto de competencia, dado que si bien se establece que la primera etapa de la migración es voluntaria, en el caso de que un solo operador decida implementarla, sus competidores estarán “obligados” desde el punto de vista competitivo, a fin de no perder posición en el mercado y evitar el riesgo de la viabilidad de sus respectivos planes de negocio.

De acuerdo con la Cámara, las compañías necesitarían establecer un sistema de control sobre aquellos usuarios que les soliciten la nueva forma de marcación; además de adecuar los sistemas para mantener la forma de marcación actual y el nuevo esquema de manera discriminada a los usuarios que pretendan utilizar una u otra.

La empresa de telefonía Alestra también se pronunció en contra del anteproyecto, debido a la inversión extra que implica.

Además establece una incertidumbre jurídica, ya que señala que dará inicio la migración definitiva de la marcación en una segunda etapa, a criterio de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), lo cual es de fecha incierta.

“Pero podría ser de forma inmediata, lo que haría obligatoria la implantación de la marcación uniforme a diez dígitos para todos los prestadores de servicios y usuarios”, indicó.

No obstante, la compañía Axtel avaló la propuesta de la Cofetel, debido a que esto permitiría una condición más equitativa con las empresas de telefonía móvil y facilitaría la marcación al usuario.

Fuente: El Financiero, México

Opinión