Inicio Tecnología. Repunte de telecomunicaciones (Columna de Ernesto Piedras)

Repunte de telecomunicaciones (Columna de Ernesto Piedras)

Sabemos hoy que las telecomunicaciones constituyen un sector transversal para el aparato económico, es decir, son un insumo indispensable para las personas y empresas en sus actividades cotidianas.

Por lo mismo y debido a la actual recesión a nivel internacional, el sector de las telecomunicaciones mostró una desaceleración importante en el uso de dichos servicios.

Sin embargo, las últimas cifras sobre la intensidad de uso del tráfico de voz de telecomunicaciones móviles, así como el intercambio de mensajes cortos (SMS, por su sigla en inglés) muestran un repunte a partir de febrero del 2009.

Lo anterior es una buena noticia para la economía de México, ya que experiencias previas muestran que el impacto de una contracción de la actividad económica evidencia sus síntomas en el sector de las telecomunicaciones con un rezago aproximado de seis meses y, por el contrario, los signos de recuperación se anticipan en el uso de servicios de telecomunicaciones.

Las tasas de crecimiento del tráfico de voz móvil contra las de SMS observadas en la gráfica anterior son por usuario, es decir, ya descuentan el crecimiento del tráfico proveniente de agregar nuevas líneas.

Primeramente, se puede observar una disminución a partir de abril del 2008 en la que el tráfico de voz tiene una caída más acelerada en su tasa de crecimiento, mientras que los SMS cayeron a una menor velocidad. Después, se logra observar un ligero repunte del tráfico en diciembre del 2008; sin embargo, éste puede ser atribuible a la estacionalidad en el uso intensivo de este servicio en épocas navideñas y no necesariamente pronostica una recuperación.

Por último, en febrero del 2009, se consigue una recuperación tanto del tráfico de voz como de los SMS, recuperando tasas superiores a 10%, lo cual se toma como un indicador anticipado de la recuperación de la actividad económica en nuestro país.

Este comportamiento se debe principalmente a que si las expectativas de los usuarios son pesimistas, éstos reducirán la utilización de sus servicios de telecomunicaciones. No obstante, si las personas perciben ciertos síntomas de recuperación comenzarán a utilizar más intensivamente sus comunicaciones para fomentar su actividad laboral y comenzar a cerrar negocios.

Con todo, es importante recalcar que, en tiempos de adversidad, será inevitable disminuir el consumo de bienes no necesarios, lo cual, en nuestros días, ya no es el caso de las telecomunicaciones.

En un mundo más conectado, el costo de no contar con un medio de acceso a la comunicación es cada vez más alto y puede significar menores oportunidades de negocio. Podemos esperar que, de seguir con este tipo de cifras positivas, la economía haya tocado fondo y empecemos a sentir una verdadera recuperación en los bolsillos de la población mexicana.

Fuente: El Economista, Ernesto Piedras, Director General de The Competitive Intelligence Unit (www.the-ciu.net

Opinión