Inicio Web. Roban datos de 60 millones de tarjetas bancarias en Rusia

Roban datos de 60 millones de tarjetas bancarias en Rusia

Hackers filtran datos de 60 millones de tarjetas del mayor banco ruso

La industria manufacturera enfrenta serios riesgos de ciberataques
Hackers

Los datos de unos 60 millones de tarjetas bancarias emitidas por el mayor banco ruso, Sberbank, tanto activas como fuera de servicio, están a la venta en internet, según el diario ruso Kommersant.

El rotativo indicó que la filtración, que algunos expertos califican como la mayor en la historia del sector bancario ruso, habría ocurrido a finales de agosto.

El pasado fin de semana los datos se pusieron a la venta en un foro especializado en internet que ha sorteado el bloqueo oficial del regulador de los medios ruso.

De acuerdo con el “vendedor”, en su posesión está la información acera de “más de 60 millones de tarjetas” de Sberbank.

A los clientes potenciales se les ofrece “un fragmento de prueba” con 200 líneas de la base de datos filtrada.

Esta base, según pudo comprobar el diario ruso, contiene los datos personales de los dueños de las tarjetas, así como información detallada sobre las operaciones financieras con su tarjeta.

Según el director de la compañía DeviceLock, Ashot Oganesián, es la “mayor base bancaria y la más detallada” que se ha filtrado al internet y las consecuencias del incidente afectarán a todo el sector.

El experto precisó que, si entre los perjudicados por la filtración hay ciudadanos de la Unión Europea (UE), las autoridades rusas deben informar a la Comisión Europea (CE), de acuerdo con las normas existentes.

Sberbank a su vez informó en un comunicado que investiga una posible filtración de los datos de sus clientes que pudo afectar a unas 200 personas.

La entidad bancaria precisó que no ha sido víctima de ciberataques y el incidente podría estar relacionado con las “acciones delictivas” de uno de los empleados.

Sberbank intentó lanzar un mensaje de calma y afirmó no que hay riesgo del uso fraudulento de las tarjetas filtradas, ya que la base robada no contiene el código de seguridad CVV necesario para efectuar transacciones.