Inicio Tecnología. SAP AG gana cuota en negocio de software empresarial

SAP AG gana cuota en negocio de software empresarial

A partir de ampliar su presencia entre Pymes, el gigante del software empresarial SAP AG logró el año pasado un desempeño récord.

En el competido negocio de TI dirigido a empresas hablar de la alemana SAP es sin duda un referente global, ya que en más de tres décadas ha venido ganando espacios entre firmas de todos tamaños.

La firma que tiene como CEO a Henning Kagermann acumula su duodécimo trimestre consecutivo con crecimiento de doble dígito en ventas a escala global, y al mismo tiempo subió su rentabilidad sin frenar sus inversiones en investigación y desarrollo, que a fin de cuentas ha sido su gran apuesta.

A moneda constante los ingresos de SAP AG subieron el año pasado 11 por ciento para llegar a nueve mil 400 millones de euros, siendo el líder con mucho en soluciones empresariales de TI, y dejando muy atrás a fabricantes de la talla de Oracle, Microsoft y Siebel.

Con ese crecimiento robusto su cuota de mercado global subió 1.4 puntos cuando el segundo jugador retrocedió un punto, lo que significa que se siguió abriendo la brecha en ese sector.

SAP consiguió elevar su facturación en doble dígito en todas las regiones del globo, lo que no se veía desde 2000, y el buen desempeño se explica no sólo por la dinámica económica global sino por mantener una estrategia de innovación en medio de una fiebre de fusiones en el negocio de software que le han permitido ofrecer una alternativa creíble en el largo plazo.

Y es que en el pasado muchas empresas se han visto afectadas por las consolidaciones del mercado de TI, donde SAP ha logrado enviar el mensaje de que seguirá en el mercado con nuevos productos.

La gestión de SAP en Latinoamérica es conducida por José Duarte, quien logró un crecimiento de 38 por ciento el año pasado, pues consiguió más de 700 nuevos clientes a partir de una base de dos mil 300 clientes que acumuló en cosa de diez años.

Sobra decir que el nicho Pyme fue el gran motor de la empresa al contribuir con 650 contratos en una estrategia que se basa en la relación de largo plazo con distribuidores.

Por lo que toca a México, el desempeño no desentonó y la subsidiaria al mando de Miguel Cruz y Celis vio subir su volumen de negocio en 40 por ciento, con el logro de una gestión de gran previsibilidad a partir de la satisfacción al cliente.

Estamos hablando de que SAP tiene contratos con firmas grandes como Pemex, de Jesús Reyes Heroles; Telmex, de Héctor Slim; Cemex, de Lorenzo H. Zambrano, y AHMSA, de Alonso Ancira Elizondo, pero también con clientes del segmento Pyme, como el distribuidor de vinos y licores La Divina.

Para este año SAP AG espera alcanzar un repunte global que oscilará entre 12 y 13 por ciento a partir de inversiones hasta por 400 millones de euros, sólo para consolidar su modelo de negocio para la empresa Pyme, que es el nicho de mayor potencial para la adopción de nuevas tecnologías y donde tanto América Latina como México se ven bien.

Es por ello que la apuesta por la región se eleva y por lo pronto SAP AG ha decidido poner un centro de telemercadeo y atención al cliente; también desarrollará una fábrica de software que tendrá centros de investigación en México, Brasil y Argentina, creando una red virtual que busca responder más rápido a las necesidades de sus mercados.

Como le decía, la estrategia de SAP AG se ha centrado en poner más dinero en I&D con más de 12 mil desarrolladores que le ha dado buenos dividendos si se compara con las empresas que en estos años han preferido crecer a partir de comprar a sus competidores.

En pocas palabras, está logrando un crecimiento orgánico que le ha dado una gran ventaja si pondera que de acuerdo con cifras de la consultora Gartner, el mercado de soluciones empresariales en América Latina creció 16 por ciento contra 38 por ciento de SAP, que en estos meses puso en el mercado 26 nuevas soluciones para empresas de diversos sectores.

Y bueno, quizás el aspecto relevante para mercados como México es que las organizaciones de menor tamaño se están apoyando en las soluciones de SAP para mantener la dinámica de sus negocios e incluso entrar a otros mercados, logrando competir más allá de la ventaja de los costos laborales o la cercanía geográfica a Estados Unidos, que han dejado de ser suficientes ante la embestida de países como China.

Fuente: El Financiero, Rogelio Varela 

Opinión