Inicio Tecnología. SCT no descarta a participantes en red de CFE

SCT no descarta a participantes en red de CFE

Autoridades trabajan de la mano en el diseño de las basesBajarán 50% costos para empresas y usuariosEstiman un año para concretar el proceso

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) consideró que no se puede descartar la participación de ninguna empresa en la licitación de fibra oscura de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en tanto no se determinen los lineamientos del proceso.

“Definitivamente ninguna empresa está siendo descartada en el momento en el que estamos diseñando una licitación; probablemente lo será, una, o dos, o tres, o ninguna, pero eso va a depender de un grupo de trabajo”, dijo en conferencia de prensa Gabriela Hernández, subsecretaria de Comunicaciones de la SCT.

Al ser cuestionada respecto a si Teléfonos de México (Telmex) quedaría fuera del proceso de licitación, la funcionaria aseguró que es muy prematuro hablar sobre algún caso en específico, debido a que la SCT está trabajando con la CFE y la Comisión Federal de Competencia en el diseño de ese proceso.

Estimó que en un año se concretaría el proyecto, con lo cual habría un tercer operador en materia de redes de fibra óptica con cobertura nacional, con acceso a todos los servicios de telecomunicaciones.

En la actualidad sólo Telmex y la CFE tienen redes de fibra óptica.

La CFE tiene un plazo de 90 días para establecer sus especificaciones técnicas para la licitación.

“Vamos a informar conforme vayamos avanzando en el diseño de esta licitación cómo se va viendo la participación del mercado”, agregó.

Destacó, sin embargo, que en el proceso se escucharán las opiniones de todos los operadores.

Certidumbre

La subsecretaria añadió que la licitación permitiría reducir hasta en 50 por ciento los costos para los operadores, así como los precios para los usuarios finales.

El arrendamiento de fibra oscura impulsaría el acceso no discriminatorio a la red, sin barreras a la entrada; además de que reduce la incertidumbre a las redes locales, dado que la competencia en transporte da seguridad de largo plazo de amplia disponibilidad a precios bajos, lo cual incentiva la inversión en redes locales, dijo.

Por su parte, Marco Rodríguez, subdirector de modernización de la CFE, indicó que los dos hilos de fibra oscura que licitarán tienen capacidad para cursar hasta 7.5 millones de llamadas, o 60 mil canales de televisión de forma simultánea.

El proyecto de infraestructura de transmisión de CFE se planeó desde hace diez años, y en los últimos tres o cuatro años se interconectó la red, con una inversión de 300 millones de dólares, tan sólo en el “hilo de guarda”, en el cual se instaló la fibra óptica.

Adrián González, coordinador de CFE Telecomunicaciones, adelantó que para julio tendrán en operación los 111 hoteles de telecomunicaciones o puntos de entrada en la red, lo que hará eficiente y dará certidumbre a la interconexión de redes de todos los operadores del país.

Esos hoteles podrán interconectar a los operadores en 220 ciudades para que puedan proporcionar servicios como telefonía, Internet y televisión de paga al usuario final.

Telefónica y Alestra manifestaron su interés de participar en la licitación de la infraestructura de CFE, pues consideran que impulsará una mayor competitividad y competencia en el sector de telecomunicaciones.

Fabián Bifaretti, director general de Telefónica para México y Centroamérica, dijo que éste es un primer paso para aumentar la competitividad, pero falta trabajar en el acceso de última milla. Telefónica prevé invertir 300 millones de dólares este año.

El secretario general del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), Francisco Hernández Juárez, dijo que el gobierno federal en lugar de promover una competencia complementaria entre los jugadores del sector en beneficio del país, sólo toma medidas que generan una competencia “canibalesca”. Aunque consideró positivo el anuncio de la CFE, lamentó que el gobierno niegue a Telmex el título de concesión para dar el servicio de televisión.

Fuente: El Financiero, México

Opinión