Inicio Tecnología. SCT, sin prisa para la convergencia

SCT, sin prisa para la convergencia

No cabe duda que ni Pedro Cerisola, titular de la SCT, ni el subsecretario de Comunicaciones, Jorge Álvarez Hoth, ni mucho menos el presidente de la Cofetel, Jorge Arredondo, tienen prisa para regular la convergencia tecnológica que permitirá ofrecer los servicios de voz, datos y video. A pesar que desde noviembre pasado Álvarez Hoth se había comprometido a analizar y emitir su resolución sobre convergencia basado en la opinión de Eduardo Pérez Motta, presidente de la CFC, será hasta mediados de abril cuando la SCT ponga a consulta pública en la Cofemer las reglas para convergencia. Esto implica que en el mejor de los casos éstas se publicarán hasta julio o agosto, una vez que se hayan cumplido con el plazo mínimo de 60 días para la consulta pública. 

La buena noticia es que Álvarez Hoth se compromete a enviarle al pleno de comisionados la resolución el mismo día en que se abra la consulta pública y a acatar las propuestas de la CFC, por lo que primero se regulará la portabilidad numérica en telefonía fija y después la plena interconectividad de redes. La mala noticia para los cableros es que la convergencia se dará al mismo tiempo para todos los participantes, por lo que el título de concesión de Telmex se modificará al mismo tiempo que las de los otros participantes del mercado. 

De acuerdo con Álvarez Hoth, la portabilidad numérica no es un problema técnico, como tampoco lo es la interconectividad de redes y la SCT estima que el costo inicial será de 5 millones de dólares, cuyo costo sería prorrateado entre todas las concesionarias. Señala también que la portabilidad será un proceso muy rápido que no llevará más de seis meses, aunque esto implica desde luego que la Cofetel emita las reglas en tiempo y forma, lo que parece más que difícil porque aun si la ley de Radio y Televisión no se aprueba, sí habrá cambio de gobierno y los comisionados de la Cofetel no tienen cargos transexenales. Lógicamente un tema tan importante como modificar el título de concesión de Telmex tendrá que realizarse en coordinación con el nuevo gobierno, por lo que no hay forma por más optimismo que muestre Álvarez Hoth que se avance en forma importante en materia de convergencia, que será uno más de los pendientes que deje el gobierno de Fox a su sucesor. Fuente: El Economista, Valores y Dinero, Por Maricarmen Cortés

Opinión