Inicio Tecnología. Se enredan los cables de la Convergencia

Se enredan los cables de la Convergencia

Pese a que la Convergencia Tecnológica ya nos alcanzó, lo cierto es que su llegada a México se da un poco a destiempo, coinciden analistas.

El Instituto de las Américas considera que “el marco regulatorio mexicano no permite que la Convergencia Tecnológica tenga el efecto en competencia y reducción de costos que está teniendo en otros países”.

En este sentido, recomienda aprovechar al máximo y, en el tiempo adecuado, las nuevas tecnologías, para así gozar de los beneficios que traen.

José Otero, director general de la empresa de consultoría Signals Telecom, asegura que “la convergencia en México se atrasó “por la decisión inexplicable y anacrónica de la pasada administración de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de obligar a los cableros a ofrecer servicios de voz por medio de terceros”. En consecuencia, ahora la “mayor dificultad es obtener interconexión con la red de Telmex en el corto plazo”.? Fue hasta hace poco más de un año, cuando la SCT dio luz verde a los operadores de redes de telecomunicaciones para comercializar todos los servicios “técnicamente factibles” en su misma red.

Lo anterior, se dio en el marco de la emisión de un Acuerdo de Convergencia cuya premisa, a decir de la SCT, era habilitar a todas las redes para todos los servicios.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de las Telecomunicaciones por Cable (Canitec), en otros países como Estados Unidos y Reino Unido, el triple play o Convergencia Tecnológica tiene más de ocho años de haberse implementado en redes de cable.

No obstante, Héctor Huerta, director de asuntos jurídicos de la Canitec, explica que las redes telefónicas en todo el mundo han tardado más tiempo en iniciar la provisión de servicios de televisión, ya que han tenido que esperar a que maduren las especificaciones de la televisión basada en el Protocolo de Internet (IPTV).

Lo anterior sin contar con que se requieren mayores recursos, ya que “han tenido que realizar fuertes inversiones para acercar su red de fibra óptica a los clientes, de manera que puedan lograr las tasas de transmisión requeridas para ofrecer tanto acceso a internet como a televisión de paga”.

Alejandro Navarrete, director del Centro de Investigación e Innovación en Telecomunicaciones (CINIT) de la Canitec, asegura que en realidad la entrada de las telefónicas al campo de los servicios empaquetados es “un asunto de supervivencia, pero no comercial”, ya que la televisión IP es un esquema relativamente caro, además que no representa un potencial de negocio, a diferencia del servicio de voz.

Escenario adverso

Huerta considera que otra de las dificultades para alcanzar la plena y pronta convergencia es “lograr la interconexión directa con Telmex”, y no sólo la firma de los acuerdos de interconexión, sino la conexión física de las redes”.

Al respecto, Alejandro Puente, presidente de la Cámara que aglutina a los cableros, asegura que la indisposición de Telmex por alcanzar acuerdos con la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) y la industria en general, en materia de portabilidad e interconexión, inhibe el avance de los procesos establecidos en el Acuerdo de Convergencia, lo cual va en detrimento de los usuarios.

Lo anterior implica, entre otras cosas, que la entrada en vigor de la portabilidad de números prevista para marzo del 2008, tenga que retrasarse hasta el primer semestre del próximo año.

La portabilidad de números es un esquema que dará al usuario la oportunidad de cambiar de compañía de servicio telefónico fijo o móvil, sin correr el riesgo de perder su número.

Huerta agrega que es necesario que haya modificaciones en las condiciones de interconexión que “impone Telmex (aunque ésta dice que es por “acuerdo”, la realidad es que los operadores de cable no tienen opción”. ? (Dónde se cierra el paréntesis).

Definitivamente, la interconexión, como insumo esencial del proceso de convergencia, representa uno de los puntos más álgidos en las discusiones que sostienen los cableros y Telmex.

Empresas como Megacable, Cablevisión y Telefónica Movistar ya han hecho pública la dificultad para suscribir acuerdos de interconexión con la telefónica de Carlos Slim, e incluso para llevarlos a la práctica una vez que ya han sido firmados.

Al respecto, Cablevisión y Megacable, que dirige Jean Paul Broc y Enrique Yamuni, respectivamente, solicitaron la intervención, tanto de la Cofetel, como de la Comisión Federal de Competencia (CFC).

El gremio cablero advierte que es necesaria la adecuación del marco regulatorio, de tal forma que éste promueva una sana competencia.

Mención aparte merece el tema de las tarifas de interconexión, ya que en la industria de las telecomunicaciones existe una constante disparidad de precios, por lo que, según la Canitec, éstas se deben reducir.

Por ejemplo, destaca que se debe “pasar de fijo a móvil a 1.34 pesos por minuto, de manera que sean equiparables con las del servicio móvil-móvil o móvil-fijo 0.11 pesos por minuto”.

Más opciones, ¿rentables?

Signals Telecom advierte que en el futuro, la entrada de la Comisión Federal de Electricidad (CFC) como operador de servicios de telecomunicaciones para el segmento masivo, a través de la tecnología Power Line Comunication (PLC), posee varias barreras como es el alto costo de los dispositivos para los usuarios.

Con el PLC se prevé que la paraestatal daría servicio al usuario final, de tal forma que con solo conectar un cable a la corriente de luz, éste podría tener acceso a los servicios de voz, video y datos.

Según José Otero, de Signals, esto hace que la oferta de la paraestatal no sea competitiva frente a las alternativas ya presentes en el mercado como el DSL o el cablemódem, que es la forma convencional de conectarse a internet, ya que le tocaría a la CFE asumir los costos de las terminales o instalarla pero con un alto nivel de subsidio, lo que atrasaría el retorno de inversión.

Los contenidos

La CFC, el órgano regulador y la industria en general coinciden en que la convergencia de servicios tendrá “como punto neurálgico la transmisión de contenidos”.

Al respecto, el Instituto de las Américas advierte que “es indispensable fomentar la competencia en este campo, ya que los contenidos servirán como catalíticos para la adopción de ofertas convergentes”.

Fuente: El Economista 

Opinión