Inicio Tecnología. Segmento móvil en números (Columna de Ernesto Piedras)

Segmento móvil en números (Columna de Ernesto Piedras)

Difícilmente se puede encontrar otro país en el mundo que reporte en estos días resultados más impresionantes que los del segmento móvil de las telecomunicaciones en México, con sus 53 millones de líneas al tercer trimestre
del año en curso y las más de 56 millones al cierre del 2006. Con dicho crecimiento se habrán agregado 10 millones de líneas en tan sólo un año, o en otras palabras, habrá crecido 20.3% el número de usuarios móviles.

En efecto, medido por líneas (indicador que claramente no es el más relevante para el negocio de las telecomunicaciones, pero que es una primera pauta para su análisis) el crecimiento anual del segmento representa más de cinco veces el que registra la economía en su conjunto, con una tasa al cierre del 2006 de 20.3%. Tan sólo en cada uno de los meses desde julio a septiembre, creció prácticamente en 750,000 nuevas líneas (vale ser redundante), por mes. ¿Impresionante? En los meses de octubre a diciembre ese crecimiento mensual
rebasará los 1.1 millones.

En esa dinámica del mercado, no todos los operadores tienen el mismo ritmo, incluso destaca Unefon por su pérdida de líneas por casi 50, 000 en el trimestre y Iusacell con su virtual estancamiento en lo que va del año. Por su
parte, el impresionante crecimiento en términos absolutos de Telcel con la adición de 1,570,000 líneas, no le resultó suficiente para conservar su participación de mercado, con una ligera reducción desde el nivel de 77.29 a mediados del año a 77.0 al final de septiembre, su primera perdida relativa en 7 trimestres consecutivos de crecimiento.

Los ganadores de participación de mercado? Nextel y Movistar, en donde particularmente destaca el primero por la continuada adición de usuarios con consumos promedio superiores a los 923 pesos Ingreso Promedio por Usuario (o
ARPU por sus siglas en inglés que denotan Average Revenue per User), mientras que el promedio de los demás usuarios no alcanza los 200 pesos al mes. Importante destacar que el grueso de las nuevas líneas agregadas recientemente corresponde a niveles socioeconómicos más bajos, lo cual se traduce en una contínua reducción del ARPU.

Es claro que no pueden seguir aumentando el número de líneas móviles indefinidamente.

Países en desarrollo como el nuestro registran un elevado porcentaje de su población en pobreza definida por la Sedesol en tres categorías de patrimonio, de capacidades y la de mayor peso, la denominada alimentaria. En la más
reciente Encuesta de Ingreso y Gasto de los Hogares de 2004, se encontró que 17.3% de la población se encuentra en pobreza alimentaria, o extrema. Debido a lo anterior, luce muy difícil que incluso en el mediano plazo alcancemos
niveles de penetración móvil cercanos al 100%, como sucede en países del norte de Europa. Además de la pobreza, la gran población que vive en pequeñas comunidades rurales disminuye el potencial de penetración del servicio de
telefonía móvil en nuestro país, por la dificultad y baja costeabilidad de introducir infraestructura ahí.

El ritmo tan acelerado de crecimiento tendrá que ir reduciendo la velocidad conforme se acerca a la frontera de las 80 millones de líneas para 2010. Aun así, los operadores móviles en los próximos cuatro años tendrán 24 millones
de líneas por las cuales competir sin necesidad de únicamente depredar entre ellas mismas a los clientes ya existentes.

Fuente: El Economista, Ernesto Piedras, Director General de The Competitive Intelligence Unit (www.the-ciu.net)

Opinión