Inicio Tecnología. Sensores y big data identifican los mejores espacios de trabajo

Sensores y big data identifican los mejores espacios de trabajo

Por medio de sensores y big data, las empresas pueden identificar qué espacios de trabajo son los más utilizados y cómo aprovecharlos al máximo

Los espacios de trabajo que cuentan con un alto nivel de integración de tecnología suelen ser más eficientes y más agradables para que los trabajadores desempeñen sus tareas cotidianas, bajo la tendencia actual de crear, cada vez más, espacios abiertos que inviten a la colaboración.

Steelcase, una compañía especializada en el diseño y creación de espacios adecuados para los trabajadores en la era digital, ha dedicado más de 100 años a estudiar y entender los hábitos de trabajo de los empleados, y así, identificar cuáles son las tendencias que más afectan en el diseño de los espacios de trabajo.

La compañía trabaja de la mano con sus clientes para desarrollar talleres, encuestas y sistemas que les permitan identificar sus necesidades y objetivos.

Posteriormente, se desarrolla un concepto de espacio de trabajo que provee a los colaboradores elementos de ‘control’ y de ‘elección’, lo que se traduce en un mayor compromiso de ellos con la organización.

 

Sensores e internet de las cosas

Alexandra Inclán, directora de ventas estratégicas de la compañía, explica que han logrado desarrollar una tecnología que, por medio de sensores y big data, pueden identificar qué espacios de trabajo son los más usados y de qué manera se utilizan.

La solución puede medir factores como: la calidad del aire, el ambiente de iluminación, cuántas personas utilizan ese espacio y qué tanto lo utilizan.

‘Generas datos que te permiten, factualmente, probar qué espacio es el más productivo para un usuario’, asegura Inclán.

‘Esta tecnología nos ha demostrado que aproximadamente el 46% de los espacios de oficina se encuentran desocupados. El colaborador, muy rara vez conoce dónde se puede sentar a trabajar y qué espacio está disponible’.

Por ello, una segunda tecnología, denominada ‘Personal Assistant’, permite utilizar una aplicación móvil para saber cuál es el espacio más adecuado para trabajar, basado en las preferencias del usuario.

Además, mediante una alianza estratégica con Microsoft, ofrecen una solución de colaboración entre empleados llamada Surface Hub, una computadora interactiva de 55 pulgadas que puede transportarse a cualquier sitio de la oficina, y que funciona como una especie de pizarrón digital.

De esta forma, los empleados pueden utilizarla durante sus reuniones, incluso vía Skype,  para editar contenidos, conectarse con colaboradores a distancia y desplegar información en la pantalla táctil.

‘Nuestra tecnología de Workplace Advisor también se cuelga en la nube de Microsoft Azure, lo cual brinda una protección adicional para los datos de nuestros usuarios’, detalla Inclán.

Gracias a esta alianza de colaboración, Microsoft provee el hardware y software, y Steelcase se encarga de definir los espacios más adecuados para su colocación para que sean más utilizados por los usuarios.

‘Estamos colaborando de manera directa en investigación conjunta para identificar qué más puede hacer la tecnología para impactar al espacio de trabajo del futuro y cómo vamos a proveer la mejor tecnología y la mejor experiencia’.

Steelcase
Steelcase
Opinión