Inicio Tecnología. Shanghai, ciudad Wi-Fi para 2010

Shanghai, ciudad Wi-Fi para 2010

Shanghai.- Shanghai espera contar con una red de internet de banda ancha sin hilos en 2010, a tiempo para la Exposición Universal que se celebrará ese año en la ciudad china, según informa el diario oficial “Shanghai Daily”.
La medida fue anunciada por la comisión municipal para la promoción de las tecnologías de la información y ya se han concretado las empresas que se harán responsables de instalar todas las infraestructuras necesarias para poner en marcha la primera red del tamaño de una ciudad en el país.

Shanghai Telecom y la filial local de China Mobile han acordado con las autoridades invertir en el proyecto de manera conjunta un total de 40 mil millones de yuanes (unos 4 mil millones de euros; 5 mil millones de dólares) .

Según el comunicado publicado por la comisión municipal en su página web, la conexión estará disponible “ en cualquier momento y desde cualquier lugar de la ciudad ” de 20 millones de habitantes.

Por ahora, los únicos lugares con servicios de este tipo en Shanghai son los dos aeropuertos, algunos hoteles de alta categoría y los establecimientos de una cadena de cafeterías, aunque son de pago y requieren haber contratado previamente una cuenta de usuario con la compañía de telecomunicaciones correspondiente.

Numerosas ciudades de otros países que cuentan con redes de esta tecnología ofrecen este servicio de manera gratuita, aunque “ todavía no se ha decidido si cobraremos (en Shanghai) ya que tenemos que negociarlo con el gobierno primero ” , explicó Zheng Jianping, portavoz de Shanghai Telecom.

En China, una conexión gratuita podría suponer un servicio de peor calidad, mientras que los usuarios que ya pagan por una conexión de banda ancha por cable seguramente no lo harán por una sin hilos, según las estimaciones de algunos analistas locales.

En la actualidad, en Shanghai hay 1.6 millones de suscripciones de banda ancha, según cifras de agosto pasado de la Administración de Comunicaciones local.

Fuente: El Universal 

Opinión